Valor en salud
Valor en salud
Valor en salud
Síguenos en...

Actualidad - Entrevistas

24-04-2013

Ana María Ruiz

Servicio de Farmacia de la Gerencia de Valladolid Este.

 

¿Cuál es tu experiencia profesional y cuánto tiempo llevas en la actividad actual?

Mi experiencia profesional incluye trabajo en oficinas de farmacia y profesora de farmacología en la escuela de Enfermería, ambas actividades en Navarra.

En Valladolid estuve seis años como inspectora de farmacia en la, ya desaparecida, Dirección Provincial del INSALUD.

En el año 1998 inicié mi actividad como Farmacéutica de Atención Primaria interina en la Gerencia de Valladolid Este. Posteriormente, aprobé la oposición y continúo en el Servicio de Farmacia de esta Gerencia.

¿Qué destacarías como lo mejor de tu carrera profesional?


Lo mejor de mi carrera es mi trabajo actual. Lo que más me gusta es la capacidad que tengo de tomar la iniciativa para realizar diversas actividades que se salen del trabajo rutinario, lo que hace que cada día sea diferente.

También me gusta mucho el contacto con médicos y enfermeros y la posibilidad de aprender cada día. Todos los días en nuestro Servicio de Farmacia recibimos consultas de todo tipo y de diferentes profesionales de los centros de salud. Las que más me gustan son aquellas que me permiten investigar y aprender para darles la respuesta adecuada.

¿Y lo peor?


Lo peor es la precariedad de personal, una farmacéutica para atender a 24 centros de salud con cerca de 400 médicos (de familia, pediatras, sustitutos, odontólogos, de Urgencias…), que hace que el trabajo en ocasiones resulte estresante. Es un poco desesperante querer llegar a todo de forma eficiente y sobre todo tener ideas de nuevas actividades y no poder abordarlas por falta de personal. El tiempo en el que he dispuesto de otra farmacéutica ha demostrado que se pueden hacer muchas cosas y que a la larga sería altamente eficiente invertir en otro farmacéutico.

Tampoco me gustan demasiado las actividades imprescindibles pero demasiado rutinarias, que no requieren imaginación.

¿Cómo ve el futuro?


La verdad es que no lo veo demasiado bien. Creo que la figura del farmacéutico de Atención Primaria es fundamental, pero no se le da la relevancia que tiene. Soy consciente de que los médicos nos valoran y necesitan cuando ven, que día tras día, resuelves sus problemas y les das formación e información veraz y sin sesgos. Dentro de nuestra área hay profesionales “enganchados”, que continuamente nos llaman para realizar consultas, y les resultamos imprescindibles, pero lamentablemente, con un farmacéutico por área, damos para poco, nuestra actividad es poco conocida.

No me parece que las autoridades sanitarias reconozcan nuestra labor y, desde luego, en la situación actual, aunque seríamos fundamentales para una utilización eficiente de los recursos, se mira más a corto plazo, el no gastar, cuando sería más rentable invertir en los servicios de farmacia de Atención Primaria, donde se va una gran parte del presupuesto para sanidad, y creo que ahí tenemos mucho que hacer.

En relación con el proyecto sobre “Sostenibilidad de nuestro sistema sanitario: una intervención activa sobre los prescriptores de medicamentos” que presentaste en las XI Jornadas de Gestión y Evaluación de Costes Sanitarios, ¿cuál es su situación actual y los puntos clave del mismo?


Esta actividad de realización de entrevistas personales, para mejorar la eficiencia de la prescripción, llevamos muchos años realizándola, pero por falta de tiempo nunca habíamos medido los resultados. En el año 2009, dado que contábamos con un farmacéutico becario, lo que nos daba mayor capacidad de trabajo, decidimos medir nuestros resultados en esta actividad y nos demostró que era altamente efectiva.

El punto clave es detectar cada año las oportunidades de mejora en la utilización de medicamentos en nuestra área y seleccionar los profesionales sobre los que debemos de actuar.


 




La figura del farmacéutico de Atención Primaria es fundamental pero no se le da la relevancia que tiene



 


 

Detectar cada año las oportunidades de mejora en la utilización de medicamentos en nuestra área y seleccionar los profesionales sobre los que debemos de actuar son los puntos clave de nuestro proyecto