Valor en salud
Valor en salud
Valor en salud
Síguenos en...

Actualidad - Entrevistas

08-01-2014

Entrevista a JORDI CATALÁ

¿Cuál es tu experiencia profesional y cuánto tiempo llevas en la actividad actual?

Mi primer trabajo tras finalizar la carrera fue de médico asistente no remunerado durante seis meses en el Servicio de Medicina Interna del Hospital General de L’Hospitalet, antes de preparar el examen MIR, que combiné con mi primer trabajo, ese sí, remunerado, de médico del Servicio Especial de Urgencias de Barcelona. Al año estaba cursando la especialidad de Radiodiagnóstico en la Corporación Parc Taulí-UDIAT de Sabadell. Al acabar, ocho años como adjunto en el Servicio de Diagnóstico por la Imagen de la Clínica Teknon de Barcelona, un año y medio como Jefe del Servicio de Diagnóstico por la Imagen de la Clínica Dexeus de Barcelona y cinco años como Director Asistencial del Servicio de Diagnóstico por la Imagen del Hospital General de L’Hospitalet en Hospitalet del Llobregat, donde trabajo actualmente y donde, circunstancias de la vida, empecé mi andadura profesional, haciendo bueno un dicho catalán que dice “Roda el món i torna al Born”, que indica que por muchas vueltas que des en tu vida sueles acabar allí donde empezaste. Además, durante estos 15 años he colaborado como médico radiólogo en diferentes centros de Barcelona y su provincia, y soy consultor en una empresa de segunda opinión médica.

¿Qué destacarías como lo mejor de tu carrera profesional?

Si se refiere al mejor momento, al de felicidad plena, aquel subidón tipo “gol de Iniesta en la final del Mundial de fútbol”, cuando realizas un diagnóstico brillante (por la dificultad del caso o la sutileza del hallazgo), o que un informe tuyo sirva para salvar una vida de alguien en situación in extremis. Si se refiere a lo mejor en general, me quedo con la buena gente que he conocido entre compañeros y pacientes, con mis buenos maestros y jefes, y cuando ves que aplicando lo aprendido ayudas a mejorar la vida de la gente, el funcionamiento de un Servicio o que influyes positivamente en la trayectoria profesional de algún colega, ya sea mediante la docencia o con un buen consejo.

¿Y lo peor?

En lo personal cualquier error diagnóstico, un informe mal hecho, un hallazgo pasado por alto, todos los tenemos, no existe el radiólogo infalible, pero yo lo vivo muy mal, afortunadamente han sido pocos y no demasiado importantes. Si generalizamos, el haber conocido a personajes que se benefician a costa de la medicina, y algunos con la Radiología en particular, importándoles poco o nada la calidad de la misma, sin escrúpulos. Todo el que antepone la cantidad a la calidad. También he conocido individuos tomando decisiones desde ciertos cargos sin conocimiento de lo que se traían entre manos pero con repercusiones negativas o muy negativas sobre los demás, trabajadores de la sanidad y pacientes, pero este tipo de gente no sufre, va a la suya. Pero lo peor de lo peor es saber que la Radiología también tiene su lado oscuro, o más oscuro, ya que normalmente ya trabajamos en ambientes con escasa luz, y que hay quien se aprovecha en beneficio propio de la buena fe de los demás, a varios niveles, no lo soporto… y lo dejo ahí.

¿Cómo ves el futuro?

Depende de cuáles sean los recursos, y quién y cómo los maneje. Probablemente, como ha sucedido en estos últimos 20 años, el Radiodiagnóstico sea la especialidad médica que más capacidad de progresión e innovación tenga en el futuro, vamos de la mano de la informática, y ya ve como ha progresado esta. La imagen molecular es el siguiente gran paso de nuestra especialidad, pero esto requerirá inversión económica, y el contexto actual de crisis frenará su implantación a corto plazo, aunque quizás de aquí 20 años probablemente se use con la cotidianidad como con la que actualmente se usan la resonancia magnética o la tomografía computarizada. En cuanto al futuro de los especialistas en Radiodiagnóstico, dependerá de cómo cuiden ellos mismos las competencias de su especialidad. Existen diferentes debates abiertos sobre diferentes técnicas y su manejo por parte de profesionales de otros ámbitos, médicos y no, que pueden marcar nuestro futuro profesional, aunque mi impresión es que como nos indican las estadísticas, la tendencia al incremento de las exploraciones solicitadas hará difícil una crisis laboral en nuestra especialidad, siempre hay una oferta u otra en la sección de bolsa de trabajo de la SERAM, aunque cada vez más lejos. Comentar sobre este punto que a veces nuestra especialidad vive inmersa en una situación peculiar, ya que sabemos que no todas las pruebas radiológicas solicitadas están justificadas (hasta un 30% según la bibliografía), y que debemos trabajar para reducir esta cifra, por el impacto económico que supone y porque parte de estas exploraciones usan radiaciones ionizantes, pero a la vez esto reduce nuestras oportunidades laborales, y esto a muchos les sume en un profundo conflicto. De hecho, ante este escenario, no reacciona de la misma manera la medicina pública que la privada, obviamente, a unos les supone un gasto y a otros un beneficio.

En relación con tu participación en el monográfico sobre Iniciativas de Evaluacion y Coste Efectividad en Radiología de la revista Gestión y Evaluación de Costes Sanitarios, ¿cuál es tu posición al respecto?

Brillante y necesaria iniciativa, porque la difusión de la revista va dirigida sobre todo a profesionales no especialistas en Radiodiagnóstico. Siempre he tenido la impresión de que nuestro colectivo tiene claras muchas cosas que quienes deberían conocer son otros profesionales, médicos solicitantes, directores médicos y gerentes, que no siempre son conscientes de la realidad actual de nuestro peculiar “micromundo radiológico”.

No todas las pruebas radiológicas solicitadas están justificadas (hasta un 30% según la bibliografía). Ante este escenario, no reacciona de la misma manera la medicina pública que la privada, obviamente, a unos les supone un gasto y a otros un beneficio

 

Lo peor es anteponer la cantidad a la calidad, y en eso la Radiología también tiene su lado oscuro

Nuestro colectivo tiene claras muchas cosas que quienes deberían conocer son otros profesionales, médicos solicitantes, directores médicos y gerentes