Valor en salud
Valor en salud
Valor en salud
Síguenos en...

Actualidad - Entrevistas

07-05-2014

Entrevista a  JUAN I. COLL

¿Cuál es tu experiencia profesional y cuánto tiempo llevas en la actividad actual?

Soy licenciado en Medicina y Cirugía por la Universidad de Zaragoza desde el año 1983. Diplomado en Metodologías Bioestadísticas aplicadas a la Medicina opción Epidemiología (1988) y opción Investigación Clínica (1992) en la Universidad de París VI.

Me gustaría destacar en el inicio de mi trayectoria laboral la colaboración con la Subdirección General de Sistemas de Gestión Analítica y Costes del INSALUD hasta su desaparición en el año 1994. Fruto de dicho trabajo conseguimos iniciar la andadura del proyecto SIGNO II junto al Hospital de Getafe.

Mi vida laboral se ha desarrollado, en su práctica totalidad, en el Hospital de Barbastro, donde he desempeñado distintas tareas y responsabilidades. En la actualidad como médico de Admisión y Documentación Clínica, asumo las responsabilidades de Innovación médica, Informática y Sistemas de Información.

En materia de innovación, he liderado en Aragón los pilotos y despliegues de diferentes proyectos nacionales y europeos de telemedicina, nutrigenética, seguridad clínica de pacientes, activación de pacientes, telemonitorización de crónicos, sistemas expertos de ayuda a la médica, gestión del conocimiento… Entre ellos, figuran proyectos como el Health Optimum, Eurogene, Dreaming, Pites T-Ayuda, Resater, SmartCare, Sustains y Mastermind.

También he publicado en diferentes revistas y libros de la esfera nacional e internacional.

¿Qué destacarías como lo mejor de su carrera profesional?

Mi carrera profesional es el resultado de la combinación de tres disciplinas: la medicina, la bioestadística y la informática. De este cóctel surge un mundo de diversidad con magnitud casi ilimitada, en el que se va sedimentando la innovación en materia de Salud electrónica.

Destacaría la creatividad inherente a una visión interdisciplinar y próxima al terreno de campo, para responder a los desafíos profesionales cotidianos, orientando los esfuerzos a implantar servicios o soluciones innovadoras en materia de e-Salud con el doble objetivo de que nuestra organización pueda avanzar en la excelencia del servicio ofertado al mismo tiempo que contribuimos a su sostenibilidad.

Desde el punto de vista organizativo y estructural, he conseguido transformar una Unidad Administrativa de corte funcionarial clásico en un embrión de centro de excelencia propio de la economía del conocimiento.El objetivo perseguido supone la creación de un centro de competencia en e-Salud, autofinanciado que permita estructurar el proceso de innovación tecnológica en “e-Health” al mismo tiempo que transforme el conocimiento en recursos, productos y servicios  para el SALUD y en tejido económico, empleo y riqueza, para el ámbito loco-regional. 

¿Y lo peor?

La impotencia de vislumbrar un campo ilimitado de oportunidades, en el que no somos capaces de articular el debate necesario, entre ciudadanos, técnicos y políticos, con el fin de generar estructuras que transformen esas oportunidades en riqueza. Estamos en un momento de crisis que debemos aprovechar para reconvertir el modelo económico reorientándolo hacia la llamada “economía del conocimiento”. Nuestro país ya llegó tarde a la revolución industrial y sus consecuencias han dejado una profunda huella. Este es el momento en el que hay que decidir si perdemos el tren del desarrollo económico y del bienestar social, simplemente esperando que “amaine el temporal” o apostamos por “la revolución del conocimiento” como motor de crecimiento y puntal de sostenibilidad del estado del bienestar. 

¿Cómo ve el futuro?

La clave está en la respuesta al reto planteado en la pregunta anterior.

Si damos el paso y apostamos por la transformación de nuestra economía, abriremos nuestros ojos a un nuevo horizonte fascinante en el que está prácticamente todo por construir. Un futuro lleno de oportunidades para los emprendedores. Con una necesidad ingente de neuronas y también de músculo.

Si no damos el paso y dejamos “pudrir la situación actual”, otros colectivos de otros territorios se encargarán de hacerlo y en un entorno globalizado no nos quedará otra alternativa que nuestra rendición en la pugna por el desarrollo y la aniquilación de nuestro modelo sanitario.

En mi humilde visión, el futuro es de aquellas organizaciones vivas capaces de sacar rendimiento al conocimiento generado en su trabajo diario, con un robusto liderazgo profesional que las transforme en centros de excelencia monográficos al servicio de una ciudadanía y una sociedad cada vez más activa en el control de su salud.

Como miembro del Comité de las XII Jornadas de Gestión y Evaluación de Costes Sanitarios, ¿qué opinión te merecen este tipo de actividades y qué destacarías de este evento en concreto?

Estas Jornadas, desde su nacimiento, han sido un Foro de debate vanguardista, obligado en la agenda de los profesionales con responsabilidades en las organizaciones sanitarias. En estos momentos, por las razones expuestas anteriormente, cobran una mayor relevancia. Estamos viviendo momentos críticos donde todos los Foros son pocos para profundizar en el debate de la evaluación de costes sanitarios como herramienta de sostenibilidad por parte de todos los colectivos involucrados.

Destacaría tres ejes que atraviesan sus seis áreas temáticas: la activación de pacientes como motor de transferencia competencial del entorno profesional al ciudadano. El liderazgo en el que irrumpirá el debate del liderazgo profesional. Y por último las tecnologías de la información y comunicación como herramienta de innovación y eficiencia en las organizaciones sanitarias.

Desde el punto de vista organizativo y estructural, he conseguido transformar una Unidad Administrativa de corte funcionarial clásico en un embrión de centro de excelencia propio de la economía del conocimiento

Lo peor es la impotencia de vislumbrar un campo ilimitado de oportunidades, en el que no somos capaces de articular el debate necesario, entre ciudadanos, técnicos y políticos, con el fin de generar estructuras que transformen esas oportunidades en riqueza

Estas Jornadas, desde su nacimiento, han sido un Foro de debate vanguardista, obligado en la agenda de los profesionales con responsabilidades en las organizaciones sanitarias