Valor en salud
Valor en salud
Valor en salud
Síguenos en...

Actualidad - Entrevistas

08-09-2014

José Barea Tejeiro

Profesor Emérito de la Universidad Complutense...

Patrono de la Fundación

La Fundación quiere expresar un agradecimiento sin límites al profesor Jóse Barea Tejeiro en el triste momento de su pérdida. Don José, "Pepe" muchas veces, vino con nosotros a Hellín, a las I Jornadas de Gestión y Evaluación de Costes Sanitarios, nos contagió con la idea de "el Hospital empresa de servicios" que desarrolló en la conferencia inaugural y desde entonces ha seguido con nosotros. 

 

José Barea ha brillado siempre por su sencillez, por su postura ética ante los problemas que ha mantenido independientemente de los puestos que ha ocupado, por su valentía para reflejar sus opiniones con libertad y respeto, por su conocimiento del sector público y por su decidido afán de servicio.

 

En 1994 José Barea entregó los primeros Premios Signo en Oviedo, en las II Jornadas y repitió en 1996 en A Coruña en las terceras.


En 2002 la Fundación inició los premios Profesor Barea con el deseo de rendir homenaje a su manifiesta labor de magisterio y a la defensa y difusión de las cualidades que le han caracterizado. En mayo de este año los premios celebraron en su XII edición y como siempre él mismo los entregó. Sus palabras, también como siempre, repartieron ánimo y contagiaron optimismo, dando una vez más las gracias por no esperar a que alguien se muera para reconocerle lo que ha hecho y aventurando que llegaría a los cien años. Ojalá que hubiesen sido cien más porque tenía las ganas y las energías para compartirlos.

 

Querido Profesor, esta Fundación seguirá teniendo los Premios Profesor Barea y conseguiremos que sus enseñanzas sigan estando presentes, al menos, cien años más.

 

Reproducimos más abajo la entrevista que publicamos en 2011 y la conferencia inaugural de las I Jornadas de Gestión y Evaluación de Costes Sanitarios.

¿Cuanto tiempo?

 

Mi trayectoria profesional empezó a los dieciocho años, porque soy hijo de viuda y tuve que ayudar pronto en casa. Me presenté a unas oposiciones para auxiliar de Contabilidad de Hacienda y las gané. Estuve destinado en Jaén diez meses y después me volví a Madrid.

 

Abrieron la facultad de Ciencias Económicas cuando yo estaba estudiando Profesorado Mercantil. Entonces me pasé a Económicas e hice las oposiciones a Interventor de Hacienda y fui destinado a Málaga, donde estuve tres años. Allí acabé la carrera de Profesorado Mercantil y luego me volví a Madrid.

 

Aquí gustó como hacía las cosas y me nombraron Subdirector de Inversiones y Financiación en la Dirección General de Presupuestos. Yo había escrito varios artículos sobre la necesidad de reformar el presupuesto y hacer una actualización económica anteriormente y al Director le gustaron y me ofreció ese puesto.

 

Desde ahí fui ascendiendo. Luego me nombraron Director General de Presupuestos, puesto en el que estuve cinco o seis años. Después pasé a Subsecretario de Presupuesto y Gasto Público durante dos años. A continuación, pasé a la Seguridad Social como Secretario de Estado, porque yo había cultivado mucho el tema de prestaciones y financiación, durante unos diez meses.

 

Cuando he estado en un cargo, ha sido para hacer algo nuevo, no he dejado correr el tiempo. Por tanto, en este caso presenté una reforma completa de la seguridad social, que llegó al Consejo de Ministros, pero me dijeron que, aunque les gustaba mucho, no contaban con capital político para hacer esas reformas. Por este motivo presenté mi dimisión y me marché.

 

Después estuve de Presidente del Banco de Crédito Agrícola y luego continué mi trayectoria en la Universidad, donde primero estuve en situación de Servicios Especiales. A continuación, saqué la cátedra de Salamanca y la de la Escuela de Comercio de Madrid de la Universidad Autónoma de Hacienda Pública. Ahí dediqué mi labor a la universidad, donde he estado hasta mi jubilación. A los 65 años se me nombró Profesor Emérito de la universidad y estuve allí hasta los 80 años. También he publicado varios libros, muchos artículos y todavía sigo escribiendo y realizando investigaciones.

 

¿Qué ha sido lo mejor?

 

Lo mejor es la variedad. Una de las cosas que quisiera destacar son las prestaciones de la seguridad social. Escribí y publiqué mucho sobre las cuestiones de las pensiones, y armó mucho revuelo cuando hace unos veinte años dije que, a largo plazo, el sistema de pensiones español no era viable ni sostenible. También estudié mucho la sanidad y publiqué muchos trabajos de investigación sobre ella. Además, se creó la Fundación Signo, me nombraron miembro del Patronato y desde entonces estoy enganchado a la sanidad.

 

¿Qué ha sido lo peor?

Siempre los temas de la protección son muy discutidos y discutibles, y me han llevado a veces a situaciones difíciles, como la que tuve en el Ministerio de la Seguridad Social cuando pretendí hacer la reforma del sistema de sanidad. De todas formas, es mi trayectoria y no siempre le salen a uno todas las cosas que propone.

  

¿Cómo ves el futuro?

El futuro siempre es una incógnita, pero siempre he sido un hombre con ilusiones y siempre he pensado que todo tiene solución. A veces, en el momento en que uno plantea los problemas no es el momento adecuado y no se solventan, pero eso queda ahí y al cabo de los años salen a flote. Muchas de las cosas que propuse cuando estuve de Secretario de la Seguridad Social, que en el momento no se aceptaron por el Consejo de Ministros, después tuvieron su aplicación a la realidad.

¿Cómo ves a la Fundación Signo?

 

Me parece muy interesante que la Fundación Signo haya abordado todos los temas de la sanidad, que es una de las prestaciones más importantes de la protección social. Todo el mundo necesita cuidar su salud, porque da lugar a llevar una vida digna, y por eso creo que la Fundación Signo está cumpliendo un deber muy importante fuera del sector público, pero en colaboración con él.

Estoy encantado con haberme enganchado al tema de la sanidad y con que la Fundación Signo, a la que pertenezco desde su comienzo, toque ese tema tan importante para los ciudadanos constantemente en congresos y reuniones. La Fundación Signo realiza estudios para que todos podamos ir contentos por la vida, con una buena salud.

Homenaje Profesor Barea

 

 “Cuando he estado en un cargo, ha sido para hacer algo nuevo, no he dejado correr el tiempo”

  

 

 “A veces, en el momento en que uno plantea los problemas no es el momento adecuado y no se solventan, pero eso queda ahí y al cabo de los años salen a flote”
 
 
 

Todo el mundo necesita cuidar su salud, porque da lugar a llevar una vida digna, y por eso creo que la Fundación Signo está cumpliendo un deber muy importante fuera del sector público, pero en colaboración con él”