Valor en salud
Valor en salud
Valor en salud
Síguenos en...

Actualidad - Entrevistas

11-03-2015

Entrevista a LUCÍA MUÑOZ ARDUENGO

¿Cuál es su experiencia profesional y cuanto tiempo lleva en la actividad actual?

Acabé mi periodo de formación como especialista en Bioquímica Clínica hace algo más de dos años y durante este tiempo he estado trabajando en laboratorios clínicos de ámbito privado, así como colaborando con Roche Diagnostics en diversos proyectos en hospitales públicos, tanto para la implantación en la práctica clínica de nuevos equipos de diagnóstico como para el estudio experimental de analizadores en ámbitos clínicos fuera del laboratorio central.

¿Qué destacaría como lo mejor de su carrera profesional?

Al ser mi recorrido profesional todavía muy corto, prefiero destacar lo mejor de mi entorno profesional, señalando que el mayor potencial que tenemos desde los laboratorios clínicos hospitalarios es que al tratarse de servicios centrales tenemos grandes oportunidades para mejorar procesos en muchos niveles, tanto en la mejora del diagnóstico clínico como en la optimización de recursos, planteando opciones novedosas a los servicios clínicos, e integrándonos en ellos también fuera del espacio físico del laboratorio. Además, el laboratorio es un hot-spot a la hora de crear grupos de colaboración tanto para la práctica clínica diaria como para la investigación y el desarrollo de nuestro campo.

¿Y lo peor?

Respondo, al igual que anteriormente, sobre mi entorno profesional, creyendo que todavía queda en los laboratorios la rémora de la falta de contacto con los clínicos. El salir del laboratorio y ampliar la visión del proceso para optimizarlo y trabajar conjuntamente con el resto de servicios es una tarea que todavía necesita mucho desarrollo. Por otra parte, los procesos de centralización y el ajuste económico no deberían desembocar en la amortización de puestos laborales, sino que lo pertinente sería redefinir competencias y aplicar estudios adecuados de coste-efectividad para optimizar y mejorar el conjunto de procesos que se realizan bajo la supervisión de los profesionales del laboratorio clínico.

¿Cómo ve el futuro?

El laboratorio clínico debe evolucionar coherentemente, estudiando, de manera sensata, la gran cantidad de avances tecnológicos que se ponen a su disposición, analizando el coste-efectividad de cada opción disponible y priorizando adecuadamente según las necesidades requeridas en cada momento en la globalidad de su entorno sanitario.

Como participante en el Monográfico sobre coste-efectividad de pruebas diagnósticas en el laboratorio clínico, ¿qué opinión le merece este tema y qué destacaría de su artículo en concreto?

Los estudios de coste-efectividad deberían ser inherentes en cada proceso de adquisición de un nuevo equipo tecnológico y en cada cambio de procedimiento o técnica y además hacer partícipes de ellos al entorno implicado más directamente en el posterior proceso analítico. Más concretamente, el realizar técnicas novedosas y el observar que reportan beneficios tanto clínicos como económicos debería ser motivo directo para instaurarlas y optimizar así el proceso clínico. No debería interponerse la falta de flexibilidad del sistema y la negativa al cambio que se puede producir ante la modificación (obviamente habiéndose comprobado su beneficio) de los protocolos convencionales. La implicación y participación multidisciplinar en estos procesos siempre se va a plasmar en la mejora de los resultados clínicos. Un ejemplo de esto es lo redactado en el artículo, donde la obtención e interpretación de tromboelastogramas dentro del área de quirófanos durante las cirugías cardiacas, junto con un adecuado protocolo de actuación, reportan un claro beneficio tanto a nivel de costes como de resultados clínicos, ya que de esta forma se orientan más específicamente las transfusiones sanguíneas, evitando aquellas que se realizan de manera innecesaria y mejorando efectos adversos en los pacientes, así como evitando costes transfusionales innecesarios.

"Los procesos de centralización y el ajuste económico no deberían desembocar en la amortización de puestos laborales, sino que lo pertinente sería redefinir competencias"

 

"Los estudios de coste-efectividad deberían ser inherentes en cada proceso de adquisición de un nuevo equipo tecnológico"

"La obtención e interpretación de tromboelastogramas dentro del área de quirófanos durante las cirugías cardiacas, junto con un adecuado protocolo de actuación, reportan un claro beneficio tanto a nivel de costes como de resultados clínicos"