Valor en salud
Valor en salud
Valor en salud
Síguenos en...

Actualidad - Entrevistas

02-03-2016

Entrevista a SANTIAGO PRIETO MENCHERO

Patrono de la Fundación

Presidente del AEBM-ML y jefe de servicio del Laboratorio Clínico del Hospital de Fuenlabrada


¿Cuál es su experiencia profesional y cuánto tiempo lleva en la actividad actual?

 

Soy médico especialista en Análisis Clínicos y Bioquímica Clínica, desde el año 85, más de veinte años. Estuve trabajando en el Hospital Virgen de la Luz, de Cuenca, como facultativo,  luego como subdirector médico, después, de nuevo, de facultativo y, finalmente, saqué plaza, en  el año 2003, de jefe de servicio en el Hospital Universitario de Fuenlabrada, que era un hospital de nueva apertura.

¿Qué destacaría como lo mejor de su carrera profesional?

 

Básicamente hay tres cosas. Por un lado, una perspectiva centrada en el paciente, entendiendo que todo lo que hacemos tiene que servir al paciente para mejorar su salud,  ese es un enfoque que, ahora, está más de moda, pero hace años no lo era tanto. Ligado a eso, se plantea un uso adecuado de los recursos, de ahí mi acercamiento al proyecto Signo, porque era un punto en el cual no se hablaba de costes sino de contabilidad analítica, es decir, para qué sirven los recursos tal y como los gastamos. Y, en esa misma opción, desde la perspectiva profesional, una orientación a una visión del laboratorio troncal, que también está de moda ahora, pero que hace años que estamos trabajando en ella, es decir, que no haya parcelas estancas sino actuar conjuntamente como una organización, que está al servicio del clínico, para conseguir información útil para el paciente.

 

 

¿Y lo peor?

Que para conseguir los objetivos, teóricamente, habría que tardar poco, pero siempre se tarda más de lo previsto. Es decir, la vida siempre es más complicada de lo que uno ha planificado.

¿Cómo ve el futuro?

Creo que, a nivel de la sanidad, en España, hay un planteamiento de sanidad pública, donde los profesionales cobran una cantidad y trabajan para el paciente, pero no hay una relación directa entre el dinero que se consigue y la actividad que tú le das al paciente, en ese sentido, ese modelo, con todas sus limitaciones, ha funcionado muy bien. En periodos de crisis se ha visto sometido a tensiones importantes y, en ese sentido, es necesario, si hay que gastar menos, identificar claramente aquello que aporta menos valor, o que es más innecesario, para quitar esa parte, que es la que podemos quitar del sistema, y no solamente ahorramos, sino que, incluso, mejoramos la prestación del servicio.

Entonces, en ese sentido, soy presidente de la Asociación Española de Biopatología Médica, Medicina de Laboratorio (AEBM-ML), estamos trabajando mucho en la actividad de lo que se llama “elegir sabiamente o no hacer cosas innecesarias”.

Como nuevo patrono, ¿cómo ve el futuro de la Fundación?


La Fundación parte de un proyecto, que tiene muchos años, pero que nos sirvió para entender que la Sanidad, por un sitio, y la economía, no son como el agua y el aceite, es decir, cada una tiene su perspectiva pero tienen que trabajar juntas para conseguir resultados. Eso hizo que el Signo, y todos los que trabajamos en el proyecto original, nos sintiéramos muy ilusionados, porque no había que elegir entre economía y salud, sino ver cómo, con los recursos que nos da la economía, podíamos dar la mejor salud posible. Y esa idea es la que sigue persistiendo en todo el proceso de la Fundación. Está bien porque es un foro donde los gestores y los clínicos pueden encontrarse para discutir aquellas cosas, que ambos necesitan, para que la salud de los pacientes mejore. 

 

“Una perspectiva centrada en el paciente,

entendiendo que todo lo que hacemos

tiene que servir al paciente para mejorar

su salud, ese es un enfoque que, ahora,

está más de moda, pero hace años no lo

era tanto. Ligado a eso, se plantea un uso

adecuado de los recursos, de ahí mi

acercamiento al proyecto Signo, porque

era un punto en el cual no se hablaba de

costes sino de contabilidad analítica,

es decir, para qué sirven los recursos

tal y como los gastamos”


 


"A nivel de la sanidad, en España, hay un

planteamiento de sanidad pública, donde

los profesionales cobran una cantidad y

trabajan para el paciente, pero no hay

una relación directa entre el dinero que s

e consigue y la actividad que tú le das al

paciente, en ese sentido, ese modelo,

con todas sus limitaciones,

ha funcionado muy bien"

 

"La Fundación parte de un proyecto, que

tiene muchos años, pero que nos sirvió

para entender que la Sanidad, por un sitio,

y la economía, no son como el agua y

el aceite, es decir, cada una tiene su

perspectiva pero tienen que trabajar

juntas para conseguir resultados"