Valor en salud
Valor en salud
Valor en salud
Síguenos en...

Actualidad - Entrevistas

08-03-2016

Entrevista a IGNACIO LÓPEZ PARRILLA

Miembro del Comité Organizador de las XIII Jornadas de Gestión y Evaluación en Salud

Patrono de la Fundación

Director de Negocio de Ecografía de Philips

Presidente del Sector de Tecnología y Sistemas de Información Clínica de Fenin



¿Cuál es su experiencia profesional y cuánto tiempo lleva en la actividad actual?

 

Mi experiencia profesional se ha desarrollado siempre en empresas de Tecnología Sanitaria. Al finalizar mi formación, en Ingeniería, descubrí el mundo de la tecnología aplicada al diagnóstico y la terapia, y me “engancho”, me sedujo de tal manera que decidí dedicarme a este sector definitivamente. Quizás tenga un punto de romanticismo, pero creo que mi trabajo ayuda a mejorar la calidad de vida de las personas y reducir su sufrimiento.

Comencé en Hewlett Packard, donde estuve muy involucrado en tecnologías para Cardiología y Cuidados Críticos y sistemas de información departamentales. Allí viví, de manera muy cercana, toda la revolución de los Sistemas de Información Hospitalarios que significó el proyecto DIAS.

Tras 15 años,  pasé a dirigir Agilent Technologies, spin-off de HP para Telecomunicaciones, Biociencias y Tecnología Sanitaria, que me brindó una experiencia de gran valor sobre el proceso de transformación cultural de una organización empresarial.

En 2001 me incorporé a Philips, donde he dirigido varias áreas de negocio. En Philips también he tenido la oportunidad de formar parte del Comité de Dirección Europeo, durante tres años, lo que me ha permitido conocer los sistemas sanitarios de otros países de nuestro entorno, siempre desde el lado de la gestión y uso de la tecnología sanitaria.

En definitiva, 30 años dedicados a la Tecnología Sanitaria, desde empresas globales y con alto nivel de innovación, no hacen más que confirmar que la decisión que tomé fue la acertada.

 

¿Qué destacaría como lo mejor de su carrera profesional?

 

Sin ninguna duda, lo más motivador de mi profesión es la interacción con una gran diversidad de  profesionales con talento, que tienen una altísima implicación en sus respectivas funciones (clínicos, gestores, tecnólogos…), y que comparten una gran pasión por innovar y mejorar el sistema sanitario.

 

Profesionalmente, de lo que me siento más orgulloso es de haber desarrollado proyectos de transformación de procesos asistenciales, a través de la implantación de sistemas de información departamentales.

 

 

¿Y lo peor?

 

Lo que más me deprime son las situaciones donde el tedio, la falta de implicación, el desinterés o la carencia de transparencia hacen que las oportunidades, de mejorar un proceso, se desaprovechen haciendo ineficiente la inversión en tiempo, personas y recursos.

Profesionalmente, desde el punto de vista de la tecnología, me he sentido frustrado en algún caso donde la implantación de tecnología innovadora no ha conseguido desarrollar su potencial, por no haber sido capaces de transformar los procesos e implicar a las personas.

¿Cómo ve el futuro?

Soy optimista por principios. Estoy convencido que nuestro SNS puede mantener altos niveles de calidad, junto con los principios de equidad y universalidad que la sociedad demanda. Para alcanzar estos objetivos la tecnología tiene un papel fundamental, como herramienta de transformación para la mejora en eficiencia y productividad, además de facilitar la implicación y motivación de los profesionales.

Como nuevo patrono, ¿cómo ve el futuro de la Fundación?

Siempre he tenido a la Fundación como un referente intelectual, que actúa como foro de discusión de muchos de los aspectos que afectan al sistema sanitario.

He aceptado formar parte del Patronato con el convencimiento de que la Fundación Signo tiene un papel referencial para incentivar el intercambio de ideas, fomentar iniciativas y desarrollar propuestas para el avance y mejora del sistema sanitario. En estos momentos, cuando se cuestiona la sostenibilidad de este, en la Fundación tenemos por delante el reto de convertirnos en un motor, que empuje la necesaria transformación a través de foros de discusión y otras actividades. Esta es mi motivación y mi expectativa, para la que espero modestamente contribuir con mi colaboración e implicación.

 

30 años dedicados a la Tecnología Sanitaria,

desde empresas globales, y todavía sigo

seducido por ésta"


"Lo más motivador de mi profesión es la interacción

con una gran diversidad de  profesionales con talento,

que comparten una gran pasión por mejorar el sistema

y la atención a los pacientes"




"Siempre he tenido a la Fundación como un referente

intelectual, que actúa como foro de discusión de

muchos de los aspectos que afectan

al sistema sanitario"

 


"Soy optimista por principios. Estoy convencido

que nuestro SNS puede mantener altos niveles de

calidad, junto con los principios de equidad y

universalidad que la sociedad demanda.

Para alcanzar estos objetivos la tecnología

tiene un papel fundamental, como herramienta

de transformación para la mejora en eficiencia y productividad, además de facilitar la implicación

y motivación de los profesionales"