Valor en salud
Valor en salud
Valor en salud
Síguenos en...

Actualidad - Entrevistas

03-05-2016

Entrevista a MIGUEL EUGENIO ZAZO ROMOJARO

Servicio de Admisión y Documentación Clínica Sector Huesca

Miembro del Comité Organizador de las XIII Jornadas de Gestión y Evaluación en Salud

 

 

¿Cuál es su experiencia profesional?

 

Soy médico, nací en Toledo, pero toda  mi vida profesional, desde que empecé a estudiar, se ha desarrollado en Aragón.

Me especialicé en Medicina Familiar y Comunitaria, en el Hospital San Jorge de Huesca, y, en cuanto a formación, también tengo el máster de Dirección de Instituciones Sanitarias y el de Economía de la Salud por la Universidad Politécnica de Valencia.

Mi vida laboral ha sido variada, a caballo entre sanidad privada, pública y universidad. Asistencialmente he trabajado en Atención Primaria y en Urgencias hospitalarias.

Casi sin darme cuente empecé a trabajar en gestión, primero en la sanidad privada y luego en la pública. Distintas responsabilidades y distintas instituciones pero siempre con ilusión y entrega.

Sí me gustaría destacar el periodo en el que desempeñe las labores como gerente en el Sector Sanitario de Barbastro, fue apasionante. Fueron los años que estábamos integrando la gestión Primaria y Especializada, con la continuidad asistencial y todos esos procesos como horizonte.

Y también he realizado, y realizo todavía, labores docentes como profesor en la Universidad de Zaragoza.  

¿Qué destacaría como lo mejor?

 

Lo mejor es haber trabajado en tantos sitios, niveles asistenciales, niveles de gestión. Esto proporciona una perspectiva amplia. Si sólo me hubiese dedicado a una sola cosa, desde el principio, o sólo en una pública o una privada, no vería las cosas como las veo en la actualidad.

Pero, aunque eso sea lo mejor profesionalmente, a nivel humano, lo mejor es que he trabajado con muchos compañeros muy intensamente. Siempre me ha gustado trabajar en equipo, equipos multidisciplinares, desde médicos a enfermeras o auxiliares administrativos, y, en todos esos sitios, en los que he trabajado, guardo amistades muy importantes y, con diferencia, eso sí que  es lo mejor.

 

 

¿Qué ha sido lo peor?

En principio quería explicar que no creo que se pueda decir una sola cosa como la peor. Evidentemente hay cosas, que todos conocemos, conceptos negativos, como puede ser ahora esta frase tan famosa de la desafección del personal, o la desmotivación, o, incluso, la rigidez y tendencia que tienen las Administraciones Públicas. Pero, de verdad, lo peor ya sé que siempre existe, pero prefiero quedarme con el conjunto de todas las cosas que hacemos, de todo lo que hablamos, y creo que, como todo el mundo dice, tenemos una Sanidad muy bien valorada, tenemos que creer en que eso es lo mejor y dejar atrás lo peor.

Prefiero recordar lo que antes comentaba de las amistades y experiencias pasadas. Y, sobre todo, trabajar con intensidad y motivación para que el futuro sea mejor.

¿Cómo ve el futuro?

Para mí, la clave es la adaptación.

La adaptación es un concepto fundamental que tenemos que tener en nuestra vida día a día. Si nosotros sabemos adaptarnos a todo lo que se está presentando cada día, como, por ejemplo, es el cambio hacía las enfermedades crónicas, el cuidado de los pacientes crónicos, o, incluso, otros cambios importantes, como es la incorporación de las Nuevas Tecnologías de la Comunicación y la Información. Si sabemos adaptarnos a todas estas cosas que pasan, tanto al nivel profesional como al técnico, podemos pensar que tendremos un futuro halagüeño. Yo, se lo digo a mis amigos, soy practicante de la filosofía del optimismo, estoy seguro que lo conseguiremos y, además, no sólo que lo conseguiremos sino que lo conseguiremos con nota.

¿Qué van a aportar las XIII Jornadas?


Bien, como ya he dicho, castellano-manchego que soy, me siento muy orgullosos de que se celebren en Ciudad Real. Además, este año, coincidiendo con el 400 Centenario de Cervantes, tenemos ahí una oportunidad para conocer más cosas. Pero, como profesional, hace muchos años que sigo y conozco la Fundación Signo, desde los primeros momentos que estuvo en marcha, su mensaje sigue vigente.

Hace dos años, participé muy activamente, en la organización de las XII Jornadas, que me aportaron, sobre todo, renovar ilusiones, aflorar múltiples trabajos, que siempre teníamos en el tintero y nunca acababan de salir. Aquellas Jornadas fueron un revulsivo importante en mi vida profesional. En estas XIII Jornadas mi participación va a ser diferente, pero también es muy ilusionante. Nos hemos reunido y me he puesto a disposición de los amigos del Comité Local de Ciudad Real, para colaborar en todo lo que necesiten. Y, por supuesto, tengo intención de aprender de las ponencias y las mesas que, como sabéis, con la calidad que siempre hay en las Jornadas, que organiza la Fundación Signo, estar seguros de que vamos a aprender  y a salir de allí muy satisfechos y contentos.

Me gustaría destacar el periodo en

el que desempeñe las labores como

gerente en el Sector Sanitario de Barbastro,

fue apasionante. Fueron los años que

estábamos integrando la gestión Primaria

y Especializada, con la continuidad asistencial

y todos esos procesos como horizonte



"A nivel humano, lo mejor es que he trabajado

con muchos compañeros muy intensamente.

Siempre me ha gustado trabajar en equipo,

equipos multidisciplinares, desde médicos a

enfermeras o auxiliares administrativos, y,

en todos esos sitios, en los que he trabajado,

guardo amistades muy importantes y,

con diferencia, eso sí que  es lo mejor"




"La adaptación es un concepto fundamental que

tenemos que tener en nuestra vida día a día.

Si nosotros sabemos adaptarnos a todo lo que se está

presentando cada día, como, por ejemplo, es el cambio

hacía las enfermedades crónicas, el cuidado de los

pacientes crónicos, o, incluso, otros cambios

importantes, como es la incorporación de las

Nuevas Tecnologías de la Comunicación y la

Información. Si sabemos adaptarnos a todas

estas cosas que pasan, tanto al nivel profesional

como al técnico, podemos pensar que tendremos

un futuro halagüeño"


"Como profesional, hace muchos años que sigo

y conozco la Fundación Signo, desde los primeros

momentos que estuvo en marcha, su mensaje

sigue vigente. Hace dos años, participé muy

activamente, en la organización de las XII Jornadas,

que me aportaron, sobre todo, renovar ilusiones,

aflorar múltiples trabajos, que siempre teníamos

en el tintero y nunca acababan de salir. Aquellas

Jornadas fueron un revulsivo importante en mi

vida profesional. En estas XIII Jornadas mi

participación va a ser diferente, pero también es muy ilusionante"