Valor en salud
Valor en salud
Valor en salud
Síguenos en...

Actualidad - Entrevistas

06-12-2016

Entrevista a LUIS RODRÍGUEZ PADIAL

Presidente de la Fundación Signo

Presidente del Colegio de Médicos de Toledo

Jefe del Servicio de Cardiología del Hospital de Toledo

 

 

Como nuevo presidente de la Fundación Signo, ¿cuál sería su primera declaración de intenciones?

 

El objetivo que tenemos el nuevo Patronato, del que soy presidente, es potenciar el papel que ha venido jugando la Fundación Signo hasta ahora. Ha ocupado un papel bastante relevante en el campo sanitario, con las Jornadas, los Premios Profesor Barea y su revista. La labor que ha realizado la Fundación integrando a personas de distintos ámbitos, dentro de la Sanidad, ha sido uno de sus activos más importantes.

 

La primera declaración de intenciones es que queremos potenciar ese papel, que ha jugado la Fundación, y, también, reorientarlo a las nuevas necesidades que van surgiendo en el mundo de la Sanidad actualmente. Evidentemente, las necesidades del sector sanitario van cambiando y hay que irse adaptando e, incluso, en la medida de lo posible, tratar de prever cambios futuros, al objeto de ofrecer una mejor información y formación a todas las personas relacionadas con la Sanidad. En esencia, nuestra intención es potenciar el papel de la Fundación, reorientarlo a las nuevas necesidades y tratar de prever los cambios que se van a producir, para adelantarnos a ellos.

 

¿Qué resaltaría del legado dejado por sus antecesores?

 

El papel que ha ocupado la Fundación Signo es un legado muy importante. Cuando surgió no había preocupación en nuestro país por los costes sanitarios, cuyo conocimiento fue la base inicial de la Fundación Signo. Un conocimiento adecuado y una optimización de los costes es fundamental para establecer una gestión adecuada; posteriormente se ha ido adaptando más a temas de gestión clínica, de gestión en general, de relación con las personas; estos otros aspectos de la gestión clínica han sido esenciales.

 

Las Jornadas bienales han sido fundamentales en presentar y modular estos cambios en la orientación y necesidades de la Sanidad, al igual que han ido haciendo la Revista y los Premios Profesor Barea. El trabajo que se ha realizado desde el origen de la Fundación ha sido muy valioso, lo que, obviamente, ha sido labor de los que me han precedido, como presidentes y patronos, que han estado, igual que yo, en los Patronatos previos de la Fundación. Aquí me gustaría destacar la labor realizada por la Dra. Elena Miravalles, la anterior Presidenta, y por D. Ángel J. Pérez Gómez, Secretario General desde el inicio de la Fundación, cuyo esfuerzo y dedicación han contribuido muy especialmente a posicionar a la Fundación Signo en el lugar en el que está ahora.

 

Así, juntos patronos, colaboradores y asistentes a las Jornadas, han colaborado en situar a la Fundación Signo en un papel relevante en la Sanidad española.

 

Se ha producido una renovación del Patronato, se conjugan la experiencia y la sabia nueva, ¿cuál es el punto de partida?


Obviamente, nuestro punto de partida es el momento que la Fundación Signo tiene en la actualidad en la Sanidad española, que es bueno pero mejorable. Esta situación actual es nuestro mayor activo, y es lo que queremos empezar a potenciar. Nuestra intención en el futuro inmediato es reorientarlo y centrarnos en unas cuantas líneas de actuación, para concretar en ellas la acción de la Fundación en los próximos años.

 

Muchas de estas líneas son transversales, como se dice ahora, es decir, afectan a muchas áreas de la gestión. Creemos que hay un amplio margen para incrementar el conocimiento que los profesionales sanitarios tienen de la Fundación, para aumentar el uso que realizan de todas las herramientas, que hasta ahora han venido desarrollándose, y para que, gracias a su compromiso y colaboración con la misma, continuemos mejorándolas y adaptándolas mejor a sus necesidades. 

 

La Fundación es una entidad sin ánimo de lucro, que engloba a personas de todas las tendencias políticas y de muy distintas áreas de interés del mundo de la Sanidad, con lo que ha contribuido a un sano y fructífero flujo de ideas (y documentos, en su Bazar), dirigidas a mejorar la calidad de la asistencia en nuestro país. Potenciar este papel, desarrollando, al mismo tiempo, otros aspectos novedosos, pensamos que puede potenciar el rol que la Fundación ha jugado hasta ahora en España.

 

La gestión clínica y quienes trabajan en ella siempre han sido la razón de ser de la Fundación. En esta nueva etapa, ¿cómo va a evolucionar esta línea de trabajo?

 

El objetivo fundamental de la Fundación ha sido apoyar la gestión sanitaria en sus más diversos aspectos, entre los que se encuentra de forma notable la gestión clínica. De igual forma, las líneas de actuación preferencial de la Fundación, para los próximos años, también se centran en aspectos que nos han parecido, en el Patronato, más relevantes, que presentan mayor capacidad de mejora y mayores posibilidades de aportar.

 

Entre estas líneas de actuación preferencial se encuentran la salud integrada, en la que se quieren evaluar proyectos y experiencias con modelos asistenciales basados, sobre todo, en la continuidad asistencial. La cronicidad constituye un serio problema actual, y que crecerá en el futuro, lo que constituye un reto importante para el Sistema Sanitario, por lo que queremos analizar las experiencias existentes y colaborar en el desarrollo e implementación de nuevos modelos. Obviamente, el contacto con los pacientes y sus familiares es fundamental, dado que su papel en la atención a la cronicidad es esencial.      

 

Otra línea estratégica de la Fundación será el análisis y evaluación de nuevas herramientas de gestión, como modelos de calidad y acreditación, sistemas lean de mejora de la gestión, modelos de calidad y acreditación, gestión de personas, contabilidad analítica y gestión clínica. El objetivo es trabajar para obtener unos sistemas de gestión más eficientes, como contribución fundamental a la sostenibilidad del Sistema Sanitario. La gestión de las personas es esencial en todo el sistema y la contabilidad analítica ha sido la esencia con la que empezó la Fundación Signo. La gestión clínica afecta a todo el sistema, aunque de una forma más directa a los profesionales sanitarios, a las personas.

 

Otra línea de actuación preferencial, muy necesaria, es la evaluación de los resultados en salud. Se están haciendo cambios casi continuos en los modelos sanitarios, pero se evalúan muy poco sus resultados en salud, que es esencial. Debiera ser un hábito decir: esto va mejor o va peor, porque los resultados que hemos obtenido son estos, lo que constituye la denominada “gestión basada en la evidencia”. Generar ese hábito es importante.

 

Obviamente el modelo sanitario requiere una innovación constante en tecnología, de todo tipo, y por ello, otra de las líneas, queremos trabajar en la Fundación en innovación y en tecnología sanitaria. No solo hay que tener nuevas tecnologías, sino que es fundamental promover un uso apropiado de las mismas al objeto de que sean eficientes y contribuyan a obtener mejores resultados en salud. Y, como en las últimas Jornadas, en Ciudad Real, la idea fundamental era “Aprendiendo de los errores”, queremos mantener esta estrategia de análisis de la experiencia, reformulándola en otra línea estratégica, que denominamos aprendiendo de la experiencia, y que, en esencia, es lo mismo: decir qué estamos haciendo bien, qué hacemos mal, y cómo podemos modificarlo para seguir aportando y dando más calidad al Sistema Sanitario, más valor, como dicen las escuelas de negocios. En esencia, consiste realmente en aportar más calidad a la asistencia, que el paciente sienta que los Sistemas de Salud, a distintos niveles, están atendiendo sus necesidades, incluso, si es posible, adelantándose a esas necesidades.

 

En muchas de estas líneas es fundamental colaborar con otras organizaciones sanitarias, como la sociedades científicas y asociaciones de pacientes, entre otras. Son unas cuantas áreas de actuación preferente, en esencia cinco, pero tienen muchos matices que afectan prácticamente a todo el Sistema Sanitario.

 

Un nuevo año está a punto de llegar, ¿qué proyectos inmediatos tiene la Fundación para 2017?

 

El nuevo Patronato se está poniendo en marcha, hemos tenido una reunión recientemente, ya se ha presentado un cronograma de actividades, entre las que destacan la priorización de las líneas de trabajo y la selección de los responsables de llevarlas a cabo de forma más directa. De momento hemos trazado unos objetivos con pinceladas gruesas y falta entrar en el detalle, buscar expertos responsables que desarrollen cada una de estas líneas.

 

Tenemos, también, como un objetivo inmediato, potenciar el papel que la Fundación ha jugado en las distintas Comunidades Autónomas, de forma que tengamos un contacto más directo con las autoridades, generando un grupo de personas vinculadas con la Fundación en cada Comunidad, que realice actividades en relación con las autoridades y con las personas que trabajan allí en los Sistemas Sanitarios, todo lo cual contribuya a incrementar nuestro conocimiento de los distintos Sistemas Sanitarios y el que estos tienen de la Fundación.

 

También queremos hacer unas jornadas de reflexión y debate, para un grupo reducido de personas, interesadas en algún tema concreto. Tradicionalmente se hacían en un sitio apartado, como El Escorial, y probablemente volvamos a hacerlas. Se trata de un foro para que un grupo de 70 u 80 personas pueda sentarse a analizar, en profundidad, un tema. Y, obviamente, empezar ya, muy pronto, a trabajar en las próximas Jornadas bienales que se organizarán en el 2018. Al Patronato le corresponde impulsarlas, luego se crea su Comité Organizador Local que, en coordinación con el Patronato, lo va desarrollando. Cuanto antes tomemos esas medidas mejor. La verdad es que en el último Patronato de la Fundación se presentó un cronograma de actividades bastante apretado.

 

Son muchos años los que lleva ligado a la Fundación Signo, ¿qué le hizo entonces decidir formar parte de este equipo y qué le lleva ahora a convertirse en su presidente? 

 

Es verdad que entré hace ya unos cuantos años en la Fundación Signo. Siempre he sido un clínico interesado por temas de gestión, y, al ser jefe de Servicio durante bastante tiempo, he tenido responsabilidad en la gestión de un Servicio. Desde la Fundación contactaron conmigo, conocía algo la Fundación Signo y me integré en el Patronato. Tuve la suerte de organizar también unas Jornadas, aquí en Toledo, que fueron bastante bien, y eso hizo que me vinculara más con la Fundación.

 

Y ahora, últimamente, ha surgido la necesidad de cambio en la Fundación, con una amplia renovación del Patronato, en el que, como hemos comentado, se han integrado personas muy valiosas y con gran interés por trabajar a favor del Sistema Sanitario español. En este proyecto de cambio un grupo de Patronos me ha pedido que asuma, transitoriamente, este papel de Presidente, con la intención de unir veteranía con juventud, teniendo, entre todos, el objetivo de abrir paso a gente nueva, que se acaba de integrar. Nuestro fin es que vayan asumiendo, cada vez más, responsabilidades en la Fundación. Diría que es un poco la responsabilidad y el cariño que le tengo a la Fundación, el apoyo de una serie de compañeros y el hecho de que soy uno más de un equipo de personas, que tiene interés por trabajar. Como he indicado, mi idea es ir dejándoles un papel más relevante, más campo de trabajo, de forma que la Fundación se revitalice y que, al final, terminen siendo las personas más jóvenes y con más empuje las que la lleven del todo. Con eso nos sentiremos satisfechos.

 

¿Cuál cree que ha sido y que debe ser el papel de la Fundación en el mundo sanitario?

 

La Fundación tiene unas características muy peculiares, probablemente haya otras organizaciones que las tengan, pero son mucho más acusadas en la Fundación. Siempre ha sido una organización que ha procurado integrar a todas las personas que trabajan en el Sistema Sanitario, público y privado, desde los ingenieros de mantenimiento o técnicos de gestión a personal sanitario, como los médicos y enfermería, tanto en atención primaria como especializada. Obviamente, también se han integrado los consejeros de sanidad de las distintas comunidades, como ha podido verse en todas las actividades de la Fundación. Realmente, pocas organizaciones, como ésta, son capaces de integrar a gente tan heterogénea del campo de la Sanidad.

 

Siempre se ha procurado que sea lo más integral posible, y no sólo yendo a las personas que tienen responsabilidad política o directiva, sino tratando de incluir a esos otros individuos que, en el día a día, trabajan en la Sanidad, que quizá tienen menos ámbitos donde contar sus experiencias, donde proponer sus estrategias de mejora; ese ha sido un papel muy importante que ha jugado la Fundación. Por otra parte, tampoco ha tenido una orientación política, y hay gente de diversos pensamientos y tendencias políticas, todos interesados por el Sistema Sanitario; aunque esta característica puede tenerla otras organizaciones, yo creo que la nuestra la posee de una forma más marcada. Son unas características muy singulares, hemos estado interesados por la gestión, por la buena gestión del Sistema Sanitario, por darle esa calidad a la asistencia de los pacientes, contando con todas las personas que tienen algo que decir dentro del mundo de la Sanidad. Nuestro reto, nuestro compromiso, es seguir haciendo lo mismo, respetar esa línea, pero seguir haciendo lo mejor.

 

¿Cuál es el mayor potencial de la Fundación Signo?

               

Uno de sus mayores potenciales es su independencia, lo que la hace ser más libre a la hora de plantear los temas de discusión y de ofrecer soluciones, contando libremente con la opinión de expertos y con los resultados de experiencias previas que se hayan producido en muy diversos contextos y situaciones.

 

Otro potencial importante es algo que ya se ha comentado, como  la capacidad que tiene de integrar a todas las personas relacionadas con el campo de la Sanidad, cada uno dentro de su terreno, uno diría que poco tiene que decir o hablar un médico con un ingeniero, no en el día a día, pero, con bastante frecuencia, sí tenemos que hablar de una serie de cosas, utilizamos equipamientos, que los llevan los ingenieros, utilizamos una serie de material, que requiere un mantenimiento, todos colaboramos y trabajamos para que el Sistema funcione. Luego, evidentemente, cada uno tiene sus ámbitos de discusión, de mejora, pero el máximo potencial es ese, contamos con todas las personas que tienen algo que decir, no tiene una orientación política y, de hecho, a nuestras Jornadas vienen consejeros de un partido, de otro, y expertos sanitarios de muy distintas tendencias políticas. Todos cuentan cuando lo que se pretende es una mejora del Sistema Sanitario y mejora de su eficiencia. Esos son los activos que, hasta ahora, han jugado a favor de la Fundación, y continuarán jugando en ese sentido.

 

¿Cómo ve el futuro del Sistema Sanitario y su sostenibilidad? Y, por tanto, ¿qué papel ha de jugar la gestión en este cometido?

 

Soy optimista. El Sistema Sanitario español es bueno y muy eficiente. Su futuro, aunque está algo amenazado, es susceptible de mejorarse con decisiones que se tomen en el día a día. Una de las cosas que personalmente considero esencial es que debe invertirse más en Sanidad, pues es imposible tener una Sanidad que, hasta ahora, ha sido de las mejores invirtiendo bastante menos que los países de nuestro entorno y, cuando uno ve el porcentaje, que se invierte del PIB en el Sistema Sanitario, es bastante bajo y decreciendo. Obviamente, hay un margen para mejora de la eficiencia y en eso hay que trabajar, pero es imposible que, de un 7 o un 8% del PIB, bajemos a un 5-6%, y pretendamos seguir teniendo un Sistema como los países que están invirtiendo un 8-9% del PIB en Sanidad. Pero soy un convencido que, poco a poco, esa situación se irá corrigiendo y se irá invirtiendo más en el Sistema Sanitario.

 

También hay que trabajar bastante para que los distintos Sistemas Sanitarios de nuestro país estén mejor coordinados, de manera que ofrezcan, entre todos, un mejor servicio a los pacientes. Creo que hay un cierto consenso en la sociedad en que el ahorro, que es necesario realizar en nuestro país, no debería centrarse en Sanidad y Educación.

 

Y, además de esto, la implicación de los profesionales, a todos los niveles, en una mejor eficiencia y una mejor atención al paciente es un aspecto, también, importante para conseguir esa sostenibilidad del Sistema. Está claro que lo primero es una buena inversión, una inversión razonable y adecuada, no hace falta que sobre, pero, desde luego, no puede faltar; a esto debe añadirse de forma simultánea una buena gestión a distintos niveles. El ciudadano lo que más agradece es tener una buena Sanidad, valora otras cosas, pero la Sanidad de una forma muy importante. Estoy seguro que los políticos irán corrigiendo la tendencia a la disminución de la inversión sanitaria en el futuro, porque comprenderán que por ese camino es imposible mantener y mejorar los servicios que el ciudadano requiere y demanda.

 

Otro pilar de la Fundación son los Premios Profesor Barea, el próximo año celebran su 15 Edición, ¿qué destacaría de ellos y su evolución?

 

Los Premios Profesor Barea, dentro del campo de la Sanidad, son uno de los de mayor prestigio en nuestro país. Ya partimos del nombre, del profesor Barea, con el que empezó la Fundación y la contabilidad analítica en nuestro Sistema, y, desde entonces, cuenta con un magnífico jurado, en el que hay varios ex ministros, ex consejeros de sanidad, universitarios, gestores, etc. Todas ellas, personas de una gran valía, ya eso le da un valor importante. Y, además, se han premiado trabajos de calidad.

 

Todo ello hace que los profesionales tengan interés por presentar sus trabajos a los premios e intentar conseguir el galardón del Premio Profesor Barea. Todo ello, unido a la magnífica gestión de los mismos realizada por la Fundación, y recientemente por la Dra. Elena Miravalles, ha contribuido a su éxito. Son una de las “joyas de la corona” de la Fundación y, por ello, obviamente, nuestra idea es seguir manteniendo su nivel y, si es posible, mejorarlos.

  

Para finalizar, ¿qué han supuesto las recientemente celebradas XIII Jornadas?

 

La organización de las Jornadas bienales de la Fundación constituye un hito fundamental para la misma. Es el momento de tener un trato más directo con todas las personas que habitualmente mantienen contacto con la Fundación. Las Jornadas, que recientemente han tenido lugar en Ciudad Real, han cosechado un gran éxito de asistencia y, también, en la calidad de las ponencias presentadas.

 

Ha habido una gran implicación de los profesionales y de las autoridades sanitarias de la Comunidad de Castilla-La Mancha, apoyando las Jornadas, de lo que hay que felicitar al Comité Organizador Local y a toda la Fundación. Ahora nuestro reto es mejorarlas, si es posible, como siempre intentamos, en las siguientes Jornadas que celebraremos en 2018.

 

La idea conductora de las Jornadas de Ciudad Real, “Aprendiendo de los errores”, era muy ilustrativa. Reflexionar sobre lo que estamos haciendo, sobre los resultados positivos y, sobre todo, sobre los negativos, de forma que puedan transformarse en experiencias de éxito futuro, para el Sistema Sanitario, es un ejercicio esencial en la gestión y en la vida. Por ello, en la Fundación estamos muy contentos por su celebración y su resultado.










El objetivo que tenemos el nuevo Patronato, del que soy presidente, es potenciar el papel que ha venido jugando la Fundación Signo hasta ahora. Ha ocupado un papel bastante relevante en el campo sanitario, con las Jornadas, los Premios Profesor Barea y su revista. La labor que ha realizado la Fundación integrando a personas de distintos ámbitos, dentro de la Sanidad, ha sido uno de sus activos más importantes"


El trabajo que se ha realizado desde el origen de la Fundación ha sido muy valioso, lo que, obviamente, ha sido labor de los que me han precedido, como presidentes y patronos, que han estado, igual que yo, en los Patronatos previos de la Fundación. Aquí me gustaría destacar la labor realizada por la Dra. Elena Miravalles, la anterior Presidenta, y por D. Ángel J. Pérez Gómez, Secretario General desde el inicio de la Fundación, cuyo esfuerzo y dedicación han contribuido muy especialmente a posicionar a la Fundación Signo en el lugar en el que está ahora"


En este proyecto de cambio un grupo de Patronos me ha pedido que asuma, transitoriamente, este papel de Presidente, con la intención de unir veteranía con juventud, teniendo, entre todos, el objetivo de abrir paso a gente nueva, que se acaba de integrar. Nuestro fin es que vayan asumiendo, cada vez más, responsabilidades en la Fundación. Diría que es un poco la responsabilidad y el cariño que le tengo a la Fundación, el apoyo de una serie de compañeros y el hecho de que soy uno más de un equipo de personas, que tiene interés por trabajar. Mi idea es ir dejándoles un papel más relevante, más campo de trabajo, de forma que la Fundación se revitalice y que, al final, terminen siendo las personas más jóvenes y con más empuje las que la lleven del todo"




Siempre se ha procurado que sea lo más integral posible, y no sólo yendo a las personas que tienen responsabilidad política o directiva, sino tratando de incluir a esos otros individuos que, en el día a día, trabajan en la Sanidad, que quizá tienen menos ámbitos donde contar sus experiencias, donde proponer sus estrategias de mejora; ese ha sido un papel muy importante que ha jugado la Fundación. Por otra parte, tampoco ha tenido una orientación política, y hay gente de diversos pensamientos y tendencias políticas, todos interesados por el Sistema Sanitario; aunque esta característica puede tenerla otras organizaciones, yo creo que la nuestra la posee de una forma más marcada"


"Los Premios Profesor Barea, dentro del campo de la Sanidad, son uno de los de mayor prestigio en nuestro país. Ya partimos del nombre, del profesor Barea, con el que empezó la Fundación y la contabilidad analítica en nuestro Sistema, y, desde entonces, cuenta con un magnífico jurado, en el que hay varios ex ministros, ex consejeros de sanidad, universitarios, gestores, etc. Todas ellas, personas de una gran valía, ya eso le da un valor importante. Y, además, se han premiado trabajos de calidad"

"La organización de las Jornadas bienales de la Fundación constituye un hito fundamental para la misma. Es el momento de tener un trato más directo con todas las personas que habitualmente mantienen contacto con la Fundación. Las Jornadas, que recientemente han tenido lugar en Ciudad Real, han cosechado un gran éxito de asistencia y, también, en la calidad de las ponencias presentadas"