Valor en salud
Valor en salud
Valor en salud
Síguenos en...

Actualidad - Entrevistas

18-06-2018

Entrevista a REYES ÁLVAREZ-OSSORIO GARCÍA DE SORIA

Directora Gerente de la Escuela Andaluza de Salud Pública (EASP)

Moderadora en XIV Jornadas de Gestión y Evaluación en Salud de la Fundación Signo 

 

Usted es Licenciada en Medicina y Cirugía, también especialista en Medicina Preventiva y Salud Pública, ha desempeñado distintos cargos de responsabilidad asistencial para finalmente dedicarse al complicado mundo de la gestión, ¿cómo ha sido esta evolución de su trayectoria profesional?

 

Hasta el año 2005 el ámbito de mi responsabilidad estaba en la Unidad de Medicina Preventiva y, posteriormente, en la organización del Servicio de Prevención de Riesgos laborales en el Hospital de Poniente de Almería. Mi trayectoria en gestión asistencial llega de la mano del entonces gerente de la Agencia Sanitaria Hospital de Poniente. No sé exactamente lo que le llamó la atención o valoró en mi para decidir ofrecerme la Dirección Asistencial del Hospital de Alta Resolución El Toyo. Tenía formación previa en Calidad y en Gestión pues, en el año 90/91, hice el Máster de Salud Pública y Administración Sanitaria por la Universidad de Granada, pero mi ámbito de desarrollo profesional estaba entonces en otros derroteros. Fue un gran salto para mí porque previamente no había desempeñado tareas relacionadas con planificación y gestión de actividad asistencial, ni en la gestión de profesionales a ese nivel. También fue una experiencia maravillosa de la mano de profesionales con los que tuve la oportunidad de trabajar y poner en marcha un modelo innovador en la provisión de servicios basado en la cercanía y la alta resolución diagnóstica y terapéutica de patologías de media y baja complejidad. Fue un reto apasionante.

Y después de 3 años en la dirección un centro pequeño como El Toyo el paso a trabajar en el equipo directivo del Complejo Hospitalario Torrecárdenas, hospital de referencia de Almería, ya fue un salto más “natural”. Fue un momento de renovación del equipo directivo casi al completo de ese centro y me incorporé a la subdirección médica primero y la dirección médica después. Han sido casi 10 años de crecimiento en lo personal y profesional, el impulso al modelo de gestión clínica, y de nuevo destacar la cohesión de las personas que conformamos el equipo directivo y el buen hacer de los profesionales asistenciales y su gran compromiso.

Tras trabajar durante más de 25 años en hospitales del Sistema Sanitario Público de Andalucía (SSPA) surge la oportunidad de incorporarme a la Escuela Andaluza de Salud Pública (EASP). Es un nuevo reto y también un privilegio poder seguir creciendo en esta institución tan prestigiosa.

A punto de cumplir nueve meses al frente de la Escuela Andaluza de Salud Pública, entendiendo que hablamos de un breve periodo de tiempo, ¿qué primer balance hace?

Una parte muy importante de mi formación la he recibido en la EASP, así que la conocía bien “desde fuera”. Pero ha sido toda una sorpresa conocerla desde dentro. Destacaría el rigor profesional, la elevada cualificación y calidad de los proyectos, la capacidad de trabajo, el compromiso personal de profesionales en los proyectos y la capacidad de innovación.

Ahora, mirando al futuro, qué proyectos tiene en marcha la Escuela Andaluza de Salud Pública?

 

La EASP acompaña a los proyectos de reforma e innovación de los sistemas sanitarios y sociales, de un modo especialmente estrecho del SSPA.

Es difícil resumir en unas líneas una actividad que llega a superar los 500 proyectos en un año, pero por dar una idea diré que participamos en líneas estratégicas del SSPA como la reforma de la Atención Primaria, la estrategia de calidad y seguridad o la de bioética. En la misma línea, colaboramos en la implementación de planes y procesos asistenciales mediante el desarrollo de actividades de docencia, investigación y consultoría.

En el trabajo con el profesional en el ámbito de la salud pública, quisiera destacar las 16 plataformas de trabajo en red en temas como diabetes, salud sexual y reproductiva, jóvenes y salud, salud mental, prevención del maltrato o salud laboral. Pueden verse todas en la web de la EASP: http://www.easp.es/red/ La identificación e intercambio de buenas prácticas y la formación permanente mediante recursos virtuales, así como la conexión entre profesionales que comparten áreas de trabajo, son parte de los elementos más valorados de esta metodología de trabajo.

El trabajo de la EASP también se desarrolla en contacto directo con la ciudadanía. A modo de ejemplo tengo que citar el proyecto de Escuela de Pacientes, que llevamos desarrollando durante 10 años, que en la actualidad cuenta con 12 aulas de patologías específicas y tres transversales a todas ellas. Este año seguiremos impulsando esta formación entre iguales acompañada por profesionales de salud y su implementación en otras comunidades autónomas como ha sido ya el caso de Extremadura o Canarias entre otras.

Como áreas de desarrollo futuro, además de la consolidación de nuestro papel en la formación de los profesionales de salud y servicios sociales, estamos trabajando en elementos de innovación docente y gestión del conocimiento, en la renovación de nuestro compromiso formativo en el máster europeo de excelencia en Salud Pública Europubhealth, que cuenta con el reconocimiento Erasmus+ por parte de la Comisión Europea. Respecto a los programas formativos para 2018, además de continuar con los másteres y diplomas que son títulos propios de la Universidad de Granada, estamos innovando en el desarrollo de elementos de virtualización de la formación.

En 2018 estamos trabajando en potenciar la estrategia de Investigación en Salud Pública, en Cáncer y en Evaluación de Tecnologías y Resultados en Salud, así como en Big Data.

Quiero destacar el trabajo que se desarrolla desde el Observatorio de Salud Medio Ambiental, el Observatorio de Prácticas Innovadoras en la Atención al Paciente Crónico, el Observatorio de la Infancia de Andalucía y próximamente el Observatorio de Salud Pública de Andalucía, todos ellos dirigidos y desarrollados por la EASP.

Un área en la tenemos proyectos de especial trascendencia es género y salud, donde se aúna la política de gestión de personas en la EASP con el trabajo de asesoramiento a instituciones, formación de profesionales y el desarrollo de proyectos de investigación.

En un compromiso con la accesibilidad del conocimiento, gran parte de las actividades son emitidas en directo por el canal EASPtv y se difunden ampliamente por las redes sociales donde la EASP tiene una amplia y sólida presencia.

 

Usted también ha destacado por su dedicación a la formación continuada, que, además, es una de las líneas de actividadimportantes de la EASP, ¿qué tres aspectos principales destacaría del proyecto i-deo?

 

i-deo surge como un proyecto de innovación docente, la principal línea de actividad de la EASP.

Más que un proyecto, una necesidad de incorporar nuevos elementos en la formación y un foro de encuentro profesional para compartir conocimiento y experiencia profesional sobre contenido y experiencia docente.

- Nace de los profesionales como foro de intercambio de conocimiento y aprendizaje.

- Permite la transferencia inmediata del conocimiento, esto es, innovación.

- Nos permite como organización mejorar nuestros procesos internos y los servicios y productos docentes que generamos.

 

Inician su andadura en la EASP formando a los profesionales, uno de los temas que siempre está encima de la mesa, ¿cree que se deberían fomentar más en España la formación continuada y la creación de escuelas como la que usted dirige?


Por supuesto que es absolutamente necesario disponer de entidades que garanticen la formación continuada de los profesionales, desde el rigor. Es importante, en la creación de nuevas instituciones de formación, que se considere el valor que aporta a ésta la sinergia entre el conocimiento generado por el trabajo de investigación, el contacto permanente con la realidad a través de los proyectos de consultoría y el contraste con la realidad de los sistemas sanitarios de otros países. Esto es lo que, a mi entender, garantiza una formación de calidad.

El paciente es, como siempre se ha dicho, el centro del Sistema Nacional de Salud, ustedes tienen en marcha la Escuela de Pacientes que, el pasado 15 de diciembre, celebraba su V Congreso bajo el lema #Túlasigues. En 2018, ¿qué proyectos o talleres tienen previstos?


La Escuela de pacientes es un proyecto de la Consejería de Salud de la Junta de Andalucía que se dirige y desarrolla desde la EASP y surge bajo la idea de la importancia de la corresponsabilidad del paciente en cómo llevar la mejor calidad de vida en el contexto de una enfermedad crónica, el papel del paciente experto como formador de iguales y la capacidad de convicción y persuasión de un igual.

Ha supuesto una auténtica revolución en nuestra CC.AA. este abordaje de formación entre iguales, con el seguimiento y apoyo de profesionales. Modelo que se está extendiendo al resto de Comunidades. Actualmente se ha formado a más de 15.000 pacientes y cuenta con medio millar de pacientes formadores. Cada año se inauguran más aulas en todo el ámbito de Andalucía, además del seguimiento y refuerzo de las aulas actualmente ya puestas en marcha en áreas tan importantes como Cáncer, Enfermedad Renal Crónica, Diabetes, enfermedades cardiovasculares, neurológicas, respiratorias… entre otras.

La OMS ha renovado, hasta 2020, la designación de la EASP como centro colaborador en Servicios de Integrados de Salud basados en Atención Primaria, ¿qué supone este reconocimiento?


Un orgullo para nosotros y un compromiso. La renovación de ese reconocimiento ha sido un trabajo intenso y desde aquí quiero agradecer y reconocer a los profesionales que han conseguido renovar esta designación. Esto supone un compromiso de trabajo con las líneas estratégicas de la OMS, se materializa en programas formativos en países lationamericanos, o en plataformas de trabajo colaborativo como IntegratedCare4People, repositorio de prácticas, comunidades y recursos sobre elementos de salud, o la difusión de información sobre salud a través de la plataforma HIFA (Health Information for All), que está definiéndose actualmente y que esperamos vea la luz en el último trimestre del año.

Otra de las líneas de actividad importantes de la EASP es la investigación, tanto a nivel nacional como internacional, ¿en qué proyectos colaboran actualmente?


El elemento más relevante es nuestro compromiso como centro colaborador de la OMS en Servicios Integrados de Salud como ya he comentado. Pero, además, desarrollamos muchos otros proyectos en diferentes países europeos, en Marruecos… Tenemos una presencia importante en Sudamérica y Centroamérica en proyectos de formación y consultoría fruto de colaboración con la Agencia Andaluza de Cooperación y Desarrollo, la Agencia Española, OPS, OMS o Banco Internacional de Desarrollo. O directamente fruto de convenios con diferentes países.

La EASP trabaja en proyectos que se obtienen en régimen de concurrencia competitiva en convocatorias de organismos públicos, a los 23 proyectos en marcha ya el pasado año hay que sumar 4 nuevos. El trabajo de investigación se desarrolla en los mismos campos que la formación y la consultoría, garantizando así la sinergia entre ellos. Por mencionar uno de los últimos obtenidos, este año estaremos desarrollando una base de datos que sirva de fuente de información para el establecimiento de los precios de los medicamentos en los países europeos.

A través del desarrollo de proyectos de consultoría, la EASP se ha implicado recientemente en muchos proyectos vinculados con la Atención Primaria, equipos con los que ustedes trabajan, ¿qué papel cree que debería tener en el Sistema Nacional de Salud?

La Escuela Andaluza de Salud Pública tiene como objeto social la generación de procesos de formación, asesoramiento, cooperación internacional, investigación y creación de espacios de colaboración y redes entre instituciones y orientada al ámbito del Sistema Sanitario Público.

Es, por tanto, una organización que promueve el conocimiento, que investiga, que innova, que ejerce un liderazgo, entre otros, en elementos de planificación y gestión asistencial. En ese sentido considero que la EASP tiene un papel relevante como mecanismo de transferencia de buenas prácticas en el SNS. Y como ejemplo invito a que los profesionales consulten y participen en el observatorio OPIMEC, donde se ponen en valor las prácticas innovadoras en el abordaje de la cronicidad. 



“La Dirección Asistencial del Hospital de Alta Resolución El Toyo fue una experiencia maravillosa de la mano de profesionales con los que tuve la oportunidad de trabajar y poner en marcha un modelo innovador en la provisión de servicios basado en la cercanía y la alta resolución diagnóstica y terapéutica de patologías de media y baja complejidad. Fue un reto apasionante”

“Una parte muy importante de mi formación la he recibido en la EASP, así que la conocía bien ‘desde fuera’. Pero ha sido toda una sorpresa conocerla desde dentro. Destacaría el rigor profesional, la elevada cualificación y calidad de los proyectos, la capacidad de trabajo, el compromiso personal de profesionales en los proyectos y la capacidad de innovación”

“Como áreas de desarrollo futuro, además de la consolidación de nuestro papel en la formación de los profesionales de salud y servicios sociales, estamos trabajando en elementos de innovación docente y gestión del conocimiento, en la renovación de nuestro compromiso formativo en el máster europeo de excelencia en Salud Pública Europubhealth, que cuenta con el reconocimiento Erasmus+ por parte de la Comisión Europea”

“i-deo surge como un proyecto de innovación docente, la principal línea de actividad de la EASP. Más que un proyecto, una necesidad de incorporar nuevos elementos en la formación y un foro de encuentro profesional para compartir conocimiento y experiencia profesional sobre contenido y experiencia docente”

“La EASP es una organización que promueve el conocimiento, que investiga, que innova, que ejerce un liderazgo, entre otros, en elementos de planificación y gestión asistencial. En ese sentido considero que la EASP tiene un papel relevante como mecanismo de transferencia de buenas prácticas en el SNS. Y como ejemplo invito a que los profesionales consulten y participen en el observatorio OPIMEC, donde se ponen en valor las prácticas innovadoras en el abordaje de la cronicidad”