Valor en salud
Valor en salud
Valor en salud
Síguenos en...

Actualidad - Noticias

El Hospital Universitario de Gran Canaria Dr. Negrín celebra el Aula de Pacientes ‘Sol, cáncer cutáneo y prevención’

26-06-2013

El Aula de Pacientes del Hospital Universitario de Gran Canaria Dr. Negrín, adscrito a la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias, celebra el próximo miércoles 12 de junio la sesión 'Sol, el cáncer cutáneo y prevención', impartida por el dermatólogo Gregorio Carretero. Durante el Aula, el especialista explicará la influencia del sol en la aparición del melanoma y las medidas a tomar para prevenirlo.

Tendrá lugar a las 13.00 horas en el Aula Dr. Diego Falcón, que está situada en la primera planta del área de hospitalización. La entrada es libre para todas las personas interesadas en el tema.

El sol provoca no sólo lesiones superficiales de la piel (quemadura solar), sino también lesiones en profundidad. Daña el material genético de las células de la piel hasta un punto en que estas no pueden reparar más las anomalías provocadas por el daño solar, pudiéndose convertir algunas de ellas en células cancerígenas.

El Hospital Universitario de Gran Canaria Dr. Negrín detecta cada año una media de 70 casos de nuevos afectados por este tumor cutáneo en el que influyen factores intrínsecos, que incluyen la historia familiar y el genotipo heredado, y factores ambientales entre los cuales el más relevante es la exposición al sol.

El melanoma es un cáncer de piel en el que las células de pigmentación comienzan a crecer en forma anormal. Si se detecta a tiempo, la mejor posibilidad para su cura es la cirugía. El mayor riesgo que presenta es que su detección suele ser tardía, al no presentarse con dolor.

El paciente afectado de melanoma suele ser una persona de edad comprendida entre los 40 y los 60 años, si bien el paciente más joven que se trata actualmente en la Unidad de Melanoma del Hospital Universitario de Gran Canaria Dr. Negrín tiene 14 años y el más mayor, 90. El Servicio de Dermatología cuenta con una Unidad de Melanoma y otra de cáncer cutáneo no melanoma, entre otras. Los profesionales de Dermatología realizan anualmente el seguimiento a unas 500 personas con melanoma y a más de 2.000 con cáncer cutáneo no-melanoma.

La incidencia del melanoma en España, al igual que en el resto del mundo, se ha triplicado en las últimas décadas. Aunque el melanoma puede aparecer en cualquier parte de la piel, del 80 al 90 por ciento de los casos aparece sobre manchas existentes o sobre lunares nuevos, lo que se conoce como nevus, y que pueden tener un aspecto distinto a los habituales.

Para saber cuándo la apariencia es sospechosa existe una regla denominada A, B, C y D. Así,cuando un nevus es Asimétrico, tiene unos Bordes irregulares, toma una Coloración muy oscura o irregular y su Diámetro aumenta, son indicios de melanoma, por lo que se debe acudir al médico.

Actualmente, no existe un tratamiento curativo del cáncer cutáneo, aunque sí se dispone, tratándose de una enfermedad crónica, de un tratamiento paliativo con el que se consigue mejorar la supervivencia y calidad de vida de los pacientes. La Unidad de Melanoma del centro hospitalario ha logrado protocolizar la atención del paciente según los estadíos de la enfermedad a través de un equipo multidisciplinar formado por dermatólogos, oncólogos, cirujanos plásticos y especialistas en Anatomía Patológica.

La Unidad de Melanoma, que se puso en marcha en 1991, realiza no sólo el estudio a la familia, sino un seguimiento al paciente de por vida con el fin de prevenir la aparición de metástasis o de un segundo melanoma. El cáncer de piel tiene la particularidad de ser el que origina más metástasis tardías por lo que la revisión continuada a lo largo de la vida del paciente es imprescindible.

Cirugía


El éxito del tratamiento del melanoma está en la cirugía en la gran mayoría de los casos, si bien sólo se puede recurrir a ella cuando se detecta en un estado primario. Se trata de un cáncer que no es doloroso por lo que la prevención juega un papel decisivo. Es muy importante acudir al especialista a tiempo y para ello es imprescindible además de protegerse siempre del sol, autoexplorarse la aparición de lunares.

Prevención del daño solar


Para prevenir el melanoma es preciso adoptar una serie de medidas de protección en niños y adultos, como la utilización de gorras o sombreros, de cremas de alta protección cuya aplicación se debe renovar después de cada baño, así como tomar el sol de una forma gradual y evitarlo en las horas de irradiación más intensa (entre las 11:00 y 16:00 horas). Incluso debajo de las sombrillas el sol es dañino, ya que el efecto espejo de la arena puede inducir los rayos solares con mayor intensidad. No se debe exponer a los bebés al sol y a los niños mayores sin camiseta y gorra.

Comunicación.Hospital Universitario de Gran Canaria Dr.Negrín

comunicacion.hospitaldrnegrin@gobiernodecanarias.org
www.gobiernodecanarias.org/sanidad