Valor en salud
Valor en salud
Valor en salud
Síguenos en...

Actualidad - Noticias

El Aula de Pacientes Dr. Negrín ofrece recomendaciones para el cuidado del paciente crónico encamado en el domicilio

12-11-2014

La sesión, que se celebró el pasado martes, 11 de noviembre, a las 13.00 horas en el Aula Dr. Diego Falcón, fué impartida por profesionales de la Unidad de Hospitalización a Domicilio

El Aula de Pacientes del Hospital Universitario de Gran Canaria Dr. Negrín, adscrito a la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias, celebró el pasado martes, 11 de noviembre, la sesión 'Recomendaciones para el cuidado del paciente crónico encamado en domicilio'. Tendrá lugar a partir de las 13.00 horas en el Aula Dr. Diego Falcón.

El Aula fué impartida por la doctora Glenda Bautista, la enfermera Carmen Mendoza y la fisioterapeuta Carmen Rita Hernández, profesionales de la Unidad de Hospitalización a Domicilio, con el objetivo de prevenir los efectos adversos de la inmovilidad del paciente y ofrecer consejos tanto al paciente como al cuidador. Durante la charla se dieron una serie de nociones técnicas y prácticas para la ayuda en el domicilio en el manejo del paciente encamado. 

La Unidad de Hospitalización a Domicilio realiza, además de su actividad asistencial, una función de educación sanitaria y de apoyo tanto a los pacientes como a las familias de pacientes crónicos y con múltiples enfermedades con repetidos ingresos hospitalarios. Entre este tipo de pacientes destacan los que además tienen una movilidad reducida y están encamados o tienen una vida 'cama-sillón'.

Los pacientes encamados, señalan los profesionales de la Unidad de Hospitalización a Domicilio, pueden presentar situaciones y tipologías muy diferentes. Muchos presentan una limitación parcial en su capacidad de moverse; otros, aún teniendo que guardar reposo en cama, podrían ser capaces de pasarse al sillón o caminar con ayuda. Algunos permanecerán inmovilizados en la cama a consecuencia de su proceso patológico o bien deberán guardar reposo por motivos terapéuticos. Algunos serán jóvenes y otros, por el contrario, tendrán una edad avanzada.

La inmovilización del paciente conlleva la aparición de una serie de complicaciones, como alteraciones en la circulación sanguínea, que desembocan en problemas como trombosis venosa; mala ventilación pulmonar con retención de secreciones y predisposición a las infecciones respiratorias; pérdida de masa muscular que genera atrofia y debilidad; rigidez articular con posibilidad de anquilosis de las articulación, que lleva a la pérdida funcional y a dolor ante cualquier movimiento. También pueden aparecer úlceras por presión, que son lesiones en la piel cuya profundidad puede variar, desde una erosión superficial hasta una afectación más profunda, con riesgo de llegar hasta el hueso.

Siete años de actividad

La Unidad de Hospitalización a Domicilio del Hospital Universitario de Gran Canaria Dr. Negrín es un servicio que lleva 7 años en funcionamiento, con más de 2.000 pacientes ingresados en ese periodo. Entre sus funciones están las relacionadas con el manejo del paciente crónico pluripatológico, para lo que es fundamental el adiestramiento del cuidador en el manejo del paciente encamado crónico.

La Unidad está integrada por tres facultativos, una enfermera y una fisioterapeuta. Esta última aporta los consejos necesarios para ayudar a las familias en el manejo de las transferencias y la prevención de las complicaciones secundarias a la inmovilización en el domicilio.

Incremento de las enfermedades crónicas

En las últimas décadas estamos asistiendo en los países de nuestro entorno a un espectacular incremento en la esperanza de vida, debido en gran parte a la transformación en morbilidad de lo que antes era mortalidad, lo que ha llevado a una proporción cada vez mayor de enfermedades crónicas. Esta situación se ha acompañado de un aumento en la cantidad de 'ancianos frágiles' y ha generado un incremento de los costes socio-sanitarios por el aumento en la cantidad de años vividos con discapacidad.

Los médicos atienden cada vez con mayor frecuencia a pacientes con una evidente fragilidad clínica, que suelen distinguirse del resto por varias de las siguientes características: superan los 65 años; padecen varias enfermedades al tiempo, con una historia natural hacia el progresivo deterioro; están polimedicados; sufren una disminución gradual de su autonomía personal y de su capacidad funcional, con importantes repercusiones socio-familiares, emocionales y económicas; demandan con frecuencia atención no programable, y precisan ingresos hospitalarios múltiples y frecuentes por reagudización de sus enfermedades crónicas.

Esta situación ha llevado a potenciar la creación de unidades multidisciplinares y polivalentes, capaces de dar una respuesta integral a la descompensación simultánea de las múltiples enfermedades crónicas, como son las unidades de Hospitalización a Domicilio. Estos dispositivos son capaces de manejar al paciente crónico, frágil y pluripatológico sin necesidad de su ingreso en una planta de hospitalización tradicional. Contribuyen además al ahorro, ya que la atención a estos pacientes supone hasta el 80 % del gasto sanitario, dada su elevada demanda asistencial, visitas a urgencias, consumo de medicación e ingresos hospitalarios.

El Servicio Canario de la Salud está diseñando en este año 2014 una estrategia para el manejo del paciente crónico en la que participa activamente la Unidad de Hospitalización a Domicilio.