Valor en salud
Valor en salud
Valor en salud

LOS PROYECTOS ESTRATEGICOS PARA LA RECUPERACION Y LA TRANSFORMACION ECONOMICA (PERTES) Y LA SANIDAD

LOS PROYECTOS ESTRATEGICOS PARA LA RECUPERACION Y LA TRANSFORMACION ECONOMICA (PERTES) Y LA SANIDAD

Francesc Moreu
Socio Director de Moreu y Asociados   /   09-12-2020   /   0 COMENTARIOS   /  A+ | a-
1. EL PLAN DE RECUPERACIÓN Y RESILENCIA DE LA UNIÓN EUROPEA

Los recursos que llegarán a España de la Unión Europea (si Hungría y Polonia lo permiten) ya sean en forma de subvenciones (aproximadamente el 50% de los 140.000 millones de euros que nos tocan) o de créditos a devolver, deben emplearse en proyectos con participación público/privado y que el 70% de ellos se sitúen en la esfera de la Transformación Ecológica (Pacto Verde Europeo) y la Transformación Digital (casi al 50% para cada una de ellas).

2. SU TRADUCCIÓN A ESPAÑA

El Gobierno ha definido 10 drivers sobre los cuales orientar las propuestas para la utilización de dichos fondos; Proyectos Estratégicos para la Recuperación y Transformación Económica (PERTES), indicando incluso de forma orientativa el porcentaje de recursos destinado a cada uno de ellos, que deberán cumplir los requisitos de la UE para acceder a los fondos del citado Plan de Recuperación y Resilencia. Dichos requisitos implican que los proyectos deben tener impacto duradero, impulsar el crecimiento y la creación de empleo así como la resilencia social y económica para superar los impactos de la crisis y contribuir a mejorar la cohesión social, económica y territorial que se traduzca en un aumento de la competitividad y la modernización del país.

Obviamente, lo que no puede hacerse con estos recursos (si lo aplicamos al sector Salud) es emplearlos en revertir con ellos los recortes, convertir los déficits tradicionales en presupuesto ni por supuesto (por muy justo y necesario que sea ) incrementar salarios. ¿Quiere esto decir que no hay oportunidad para el sector de capturar parte de estos recursos para su modernización o incluso si tenemos la habilidad necesaria, el cubrir con los mismos “algún agujero” en nuestra maltrecha participación en el PIB?

En mi estimación particular si al  driver “Pacto ciencia,innovación y refuerzo del SNS al que los PERTES reservan un 17% del total, sumamos aquellos otros en los cuales con visión transversal nos podemos ubicar (Digitalización, Modernización de la Administración Pública y refuerzo para la Dependencia), la bolsa a la que se puede optar asciende a un 45% del total de la misma.

3. ¿QUÉ DEBEMOS HACER PARA ELLO?

A mi criterio hay que abrir el zoom y situar el foco no en el modelo de Sanidad actual sino en el “Cluster Salud” y no de manera oportunista sino con plena convicción de que solo puede plantearse,mirando al futuro,un Nuevo Modelo de Salud para una Nueva Sociedad, en este contexto, lo que a su vez, y dadas las condiciones con que debe optarse a estos fondos para la Recuperación, amplía muy mucho las posibilidades de poder acceder a ellos con garantías.

El aseguramiento público y privado, al igual que la provisión publica y privada, deben colaborar entre ellas en el contexto de un nuevo contrato social estructurado en la ya tan repetida Sociedad del Bienestar (estado todo el necesario, mercado todo el posible) en interacción con la industria farmacéutica, la de tecnología y las incipientes pero pujantes, iniciativas de I+D+i, biotecnología e infotecnología que no deben quedarse solo en generar conocimiento, si no en empresarializar sus hallazgos.

Y es obviamente en este contexto ampliado de “Salud compartida”, en términos de la Unión Europea, de una visión de Salud digital y provisión 4.0, donde se dan todas las condiciones para optar con garantías a una parte del pastel y cuyos resultados a medio plazo serían los que a su vez deberían poder coadyugar a solucionar los problemas presupuestarios y que no caben en el propósito por el que hoy se ofrecen a los países que mas los necesitan.

4. ¿A QUÉ ESPERAMOS?

Sorprende la falta de iniciativas al respecto pero tampoco nos debe extrañar mucho. Estos últimos meses han proliferado desde diversos foros de opinión mil y una propuestas de “modernización” de nuestro sistema de sanidad. Desde el Congreso de los Diputados a Comunidades Autónomas diversas se han ido repitiendo lo que hace tiempo que el sector sabe pero que nunca acaba de traducirse en acciones concretas para pasar del puro deleite dialéctico "yo ya lo había dicho" a la acción, aún sabiendo que la gestión lo único que hace es llevar a la practica decisiones mediocres mientras que los “intelectuales” se recrean en su dialéctica sin tener la necesidad de ver convertidas en realidades sus diagnósticos. Hay pues que ponerse en marcha pero no se puede caer en pensar en cuotas territoriales y en propuestas en base a estas cuotas mirándose el ombligo. Seguramente una buena parte de los proyectos deben contemplarse desde una óptica global, incluyendo a CCAA distintas pero con problemática común (obviamente otros deberán tener mirada local) que sería bueno se consensuasen en el Consejo Interterritorial (Gobernanza compartida).

5. CONCLUSIÓN

Es esta una gran ocasión que el sector Salud no puede desaprovechar pero hay que tener bien claro el “sota, caballo, rey” de los requisitos precisos para ello; Cluster Salud, visión global en base a proyectos compartidos entre CCAA y networking publico/privado son sus claves. No estaría de más que cuando se hable de la necesidad de aumentar la participación en el PIB de un 1% de la Sanidad, como hacen todos y cada uno de las propuestas de reforma que han visto la luz estos últimos meses, incorporasen en su apartado de Financiación alguna referencia a las oportunidades que para ello representa el Plan de Recuperación y Resilencia de la UE.
No hay comentarios

Haga un comentario

Simple catpcha image
Top