Valor en salud
Valor en salud
Valor en salud

Actualidad - Entrevistas

27-11-2023

Julián Pérez-Villacastín

CardioRed1: Servicio Madrileño de Salud (alianza de los hospitales Clínico San Carlos, Severo Ochoa, Príncipe de Asturias, Fuenlabrada, 43 centros de salud de Atención Primaria y el SUMMA 112)

Premio 20.ª edición de los Premios Profesor Barea 2022 en la modalidad “Desarrollo profesional para la mejora de la atención sanitaria”

 

Alianza Cardiovascular CardioRed1

Autores: D. Julián Pérez-Villacastín, Dña. Inmaculada Fernández Rozas, D. Alberto García Lledó, D. Alejandro Curcio Ruigómez, Dña. Sonia Martínez Machuca y D. Luis Maroto Castellanos

El Dr. Julián Pérez-Villacastín es jefe del Servicio de Cardiología y director del Instituto Cardiovascular del Hospital Clínico San Carlos de Madrid, presidente de la Sociedad Española de Cardiología y catedrático de Cardiología en la Universidad Complutense de Madrid. Él y su equipo han puesto en marcha la Alianza Cardiovascular CardioRed1, el proyecto ganador en la modalidad Desarrollo profesional para la mejora de la atención sanitaria de la 20.ª edición de los Premios Profesor Barea 2022 de Fundación Signo. Estos galardones reconocen la labor de personas e instituciones que trabajan en proyectos inéditos o experiencias novedosas que suponen una mejora en la gestión y/o evaluación en el sector salud.

 

CardioRed1 es un proyecto de seguridad clínica, desarrollado en el Servicio Madrileño de Salud (SERMAS), para mejorar la prestación, prevención y gestión de la enfermedad cardiovascular en Madrid. ¿Puede exponer de forma breve en qué consiste este proyecto, cuándo y cómo surgió?

 

CardioRed1 es una alianza sanitaria en la Comunidad de Madrid que tiene como objetivo unificar y mejorar la atención cardiovascular en un área de 1 millón de personas para que todos se beneficien por igual de la innovación organizativa, diagnóstica, terapéutica y preventiva.

CardioRed1 incluye a los hospitales Clínico San Carlos, Severo Ochoa, Príncipe de Asturias y Fuenlabrada, y a 43 centros de salud de Atención Primaria y también al SUMMA 112. Esta red surge de los profesionales para que los pacientes y familiares tengan acceso a los profesionales más expertos sin necesidad de desplazarse de su hospital de referencia. Para lograr esto, los hemodinamistas, arritmólogos y cirujanos del Hospital Clínico San Carlos se desplazan a otros centros para realizar procedimientos intervencionistas y consultas específicas. El equipo clínico local sigue siendo el responsable del paciente, ofreciéndole así el mejor cuidado posible cercano a su lugar de residencia y los casos más complejos son revisados conjuntamente entre los especialistas para valorar su traslado al Hospital Clínico San Carlos.

Al trabajar juntos entre Atención Primaria, hospitales y SUMMA-112 se consigue mejorar la calidad y eficiencia en el diagnóstico y tratamiento de enfermedades cardiovasculares. Además de compartir profesionales, compartimos proyectos entre centros con el objetivo de medir y comparar lo que se está haciendo y desarrollar propuestas de mejora.

¿Cuáles fueron las necesidades detectadas previamente que pusieron de manifiesto la idoneidad de esta red clínica de alianzas?

Las necesidades que motivaron la creación de CardioRed1 fueron varias. Por un lado, se detectó una gran variabilidad en la práctica clínica cardiovascular entre distintos hospitales y centros de salud, lo que se traducía en diferencias en la calidad de la atención. Por otro, se constató la existencia de procesos y estructuras fragmentadas, con una falta de coordinación e integración entre niveles asistenciales. Además, se identificó la necesidad de reforzar las actuaciones preventivas y dar más protagonismo a la voz del paciente. Ante este contexto, una red colaborativa como CardioRed1, con visión poblacional y clínica, era la estrategia idónea.

En la actualidad, CardioRed1 es una red colaborativa única en España que implementa proyectos, mediante una metodología de mejora basada en la práctica internacional, en cuatro ámbitos principales de actuación: calidad y seguridad clínica, priorizar la prevención, dar voz a los pacientes y aumentar la eficiencia. Todos son proyectos liderados por expertos en las enfermedades cardiovasculares y que también incorporan a gestores y expertos en mejora sanitaria. ¿Puede explicar en qué consiste esta metodología?

La metodología de mejora continua de CardioRed1 se basa en herramientas contrastadas a nivel internacional, como las que proporciona el Institute for Healthcare Improvement. Cada proyecto sigue una estructura muy definida: en primer lugar, se conforma un equipo multidisciplinar, se analiza en profundidad la situación actual, se establecen objetivos de mejora claros y medibles, se diseña e implementa la intervención y finalmente se evalúan los resultados obtenidos. Esto permite que los cambios perduren en el tiempo y se expanda el conocimiento de forma sólida. En resumen, consiste en: medir, implementar y volver a medir. Además, comparamos resultados entre los centros miembros. Eso nos impulsa a mejorar.

  

¿Cuáles son, hasta el momento, los resultados más destacables de esta alianza en las cuatro áreas de actuación mencionadas?

 

Los resultados ocurren cada día, al desplazarse profesionales entre hospitales ofreciendo la mejor asistencia gracias a la colaboración con el equipo local. Además, los proyectos impulsan la innovación organizativa que logra resultados demostrables.

Por ejemplo, el síndrome aórtico agudo (SAA) es una patología con una baja prevalencia y una alta mortalidad. Esto presenta un desafío diagnóstico y terapéutico al que se ha dado respuesta mediante la reorganización de procesos con el Código Aorta. Gracias a la transferencia inmediata de pacientes al activar el código vía el SUMMA 112 y la concentración del tratamiento médico-quirúrgico en un equipo multidisciplinario de expertos, en 30 meses hemos reducido la mortalidad quirúrgica en el SAA Tipo A del 30,8 % al 9,7 %.

En el campo de la prevención, sabemos exactamente la prevalencia de los factores de riesgo cardiovascular en nuestra población gracias a un proyecto llamado PreveCardio. Todos los centros de salud realizaron un cribado de los factores de riesgo a 3.500 personas. Gracias a ello, sabemos exactamente la prevalencia de diabetes o hipercolesterolemia, incluso la silente. También sabemos cuántos de los ya conocidos estaban fuera de control óptimo. Todos estos individuos fueron derivados a su médico de familia para ser controlados. Pocos lugares en nuestro país sabrán realmente esta información con la exactitud que tenemos nosotros.

Además de los proyectos implementados en el marco de esta red de atención cardiovascular, el trabajo permite resolver semanalmente casos complejos entre los cuatro hospitales participantes. ¿Cuál ha sido el caso más destacado y cómo se solventó?

Como dices, los casos llamativos ocurren cada semana. De nuevo volviendo al Código Aorta, sabemos que un paciente de 55 años la semana pasada hubiese fallecido debido a su Síndrome Aórtico Agudo si no hubiese existido el Código. Fue un caso en el que todo funcionó bien, el Servicio de Urgencias del Hospital Príncipe de Asturias, el SUMMA-112 y los cardiólogos y cirujanos cardiacos del Hospital Clínico San Carlos.

A nosotros nos encantaría que esta idea se extrapolase a otras áreas de España y nosotros estaremos encantados de ayudarles en lo que sea posible.

¿Qué mejoras de calidad se han obtenido en la atención sanitaria cardiovascular tras la implementación de CardioRed1? ¿Cómo se han beneficiado los pacientes?

Las mejoras de calidad con CardioRed1 han sido evidentes. Los pacientes se han beneficiado de una atención más segura, estandarizada y coordinada entre niveles asistenciales. Además, se ha avanzado en la equidad, de forma que cualquier paciente de la zona tiene acceso a los mismos avances en salud cardiovascular, independientemente del hospital donde sea atendido inicialmente.

¿Qué aporta el proyecto desde la perspectiva de la gestión y/o la evaluación de resultados en salud?

Desde el punto de vista de la gestión, CardioRed1 ha demostrado que es posible implementar mejoras ambiciosas de forma colaborativa entre múltiples centros sanitarios, superando la fragmentación habitual del sistema. Y en términos de evaluación, el seguimiento de indicadores comparados ha sido clave para objetivar los avances y la reducción de la variabilidad. Un aspecto clave aquí es comparar los resultados. Por ejemplo, yo sé el promedio de colesterol que tienen los pacientes de mi hospital después de un síndrome coronario agudo, pero también el de los otros hospitales de CardioRed1. Eso hace que nos fijemos en el que consiga los mejores resultados para aprender de él.

¿Cuáles son las expectativas de futuro de esta alianza cardiovascular? ¿Qué retos se plantean?

Las expectativas de futuro con CardioRed1 son seguir profundizando en esta forma de trabajo en red que nos permite avanzar a mayor velocidad, aprovechándonos de las relaciones y sinergias entre profesionales y centros. El camino ya está trazado, ahora se trata de recorrerlo con decisión. Uno de los principales retos es reforzar la vertiente poblacional y preventiva, poniendo el foco en la atención primaria donde se atienden la mayoría de pacientes con enfermedades cardiovasculares crónicas. Debemos pasar del modelo reactivo, centrado en la enfermedad aguda, a un modelo proactivo basado en la promoción de la salud cardiovascular de la población. Si conseguimos avances en este sentido, el beneficio será enorme tanto para pacientes como para la sostenibilidad del sistema.

CardioRed1 fue el trabajo premiado en la 20.ª edición de los Premios Profesor Barea 2022 en la modalidad Desarrollo profesional para la mejora de la atención sanitaria. ¿Qué significa para los autores y los hospitales y centros de salud integrantes de CardioRed1 el galardón otorgado por Fundación Signo?

El Premio Profesor Barea ha supuesto un gran reconocimiento a la labor de todos los profesionales implicados en CardioRed1. Demostrar que con ilusión, compromiso y metodología es posible transformar la realidad asistencial, incluso en un contexto tan complejo como la sanidad pública española. El acto de entrega de premios en el Congreso fue una experiencia muy emotiva e inspiradora, que esperamos sirva para dar visibilidad a este tipo de iniciativas de mejora asistencial.


“Esta red surge de los profesionales para que los pacientes y familiares tengan acceso a los profesionales más expertos sin necesidad de desplazarse de su hospital de referencia”.

 

“Los resultados ocurren cada día, al desplazarse profesionales entre hospitales ofreciendo la mejor asistencia gracias a la colaboración con el equipo local. Además, los proyectos impulsan la innovación organizativa que logra resultados demostrables”.

 

“Desde el punto de vista de la gestión, CardioRed1 ha demostrado que es posible implementar mejoras ambiciosas de forma colaborativa entre múltiples centros sanitarios, superando la fragmentación habitual del sistema. Y en términos de evaluación, el seguimiento de indicadores comparados ha sido clave para objetivar los avances y la reducción de la variabilidad”.

 

“El acto de entrega de premios en el Congreso fue una experiencia muy emotiva e inspiradora, que esperamos sirva para dar visibilidad a este tipo de iniciativas de mejora asistencia”.