Valor en salud
Valor en salud
Valor en salud

Actualidad - Entrevistas

30-07-2012

Lourdes Bartual

Responsable del Servicio de Contabilidad.

Hospital Universitario Fundación Alcorcón

Mejor comunicación en el área 02 Proceso médico - administrativo y de información del paciente: "Integración de la información asistencial y financiera del Hospital Universitario Fundación Alcorcón"

 

¿Cuánto tiempo llevas?

Llevo 14 años trabajando en este hospital, desde finales de 1997, año en el que entré como responsable  del Servicio de Contabilidad, y más adelante también de la Tesorería. El Hospital Universitario Fundación Alcorcón, adscrito al Servicio Madrileño de Salud  inició su actividad en Diciembre de 1997 y presta asistencia sanitaria en el área 8 de la Comunidad de Madrid. El plan de apertura del hospital  contaba con la implantación de estrategias de gestión enfocadas a mejorar la eficiencia, apostando por el sistema Enterprise Resource Planning( ERP)   como el sistema de información más idóneo para dar soporte a la organización. En las inversiones que ha realizado el hospital, desde los inicios hasta ahora, se pone de manifiesto la prioridad por la implantación de nuevas tecnologías,  y desarrollo de aplicaciones y herramientas que permitieran la integración de los procesos, tanto clínicos como organizativos, y de gestión del hospital,

Hoy en día, el departamento de contabilidad y tesorería de este Hospital, está casi totalmente automatizado y prácticamente todos los procesos informatizados, contando con un sistema digital de facturas, emitidas y recibidas, disponible on line.

La comunicación que presentamos en las XI Jornadas Signo muestra la integración a nivel económico de la actividad asistencial, a tiempo real, y la automatización de los procesos que anteriormente se venían haciendo a mano  Además, contamos  con  la digitalización de las facturas que se reciben de los proveedores , cuyos datos se capturan automáticamente desde la imagen. llegando a conciliar las facturas, en el sistema, con el pedido y la recepción de la mercancía, sin intervención del usuario. Con todo ello, el proceso de gestión de facturas está totalmente automatizado, la intervención del usuario es escasa y los fallos humanos se han minimizado. A parte, ahorramos en papel.

Por otro lado, la solución adoptada en el HUFA implica utilizar los módulos financieros y administrativos pero mantiene las aplicaciones específicas que tradicionalmente se han empleado en el área asistencial. En nuestro caso, trabajamos con SAP R3, que se conecta con determinadas aplicaciones asistenciales que contienen información económica a través de interfases, pero no disponemos de unos módulos unificados en una plataforma única; es lo que se llama una solución parcial. Lo ideal sería que todo el hospital funcionáramos con la misma herramienta y que todos estuviéramos interconectados a tiempo real, pero es muy difícil en los hospitales conseguir esto, debido a la diferencia de intereses en cada área. A través de lo que es la integración de la actividad asistencial con facturación tenemos acceso a los episodios clínicos susceptibles de contraprestación económica. Mediante la emisión de la factura se desencadenan en el sistema, y a tiempo real, los procesos económicos implicados en el hospital. Estamos en un nivel bastante óptimo, pero cuando ya conoces esto, quieres avanzar más y piensas en una integración completa.

¿Qué ha sido lo mejor?

 

Quizás lo mejor, desde mi punto de vista, es la capacidad del hospital de apostar por la tecnología desde el principio y también para acometer nuevos proyectos. Esto siempre ha sido continuo en el hospital y supone un estímulo profesional, porque permite incorporar cierta creatividad e implicación en el desarrollo de tu trabajo. Además, trabajar en un hospital, en cuanto que el servicio prestado está destinado a la salud de las  personas, siempre es gratificante,

 

¿Qué ha sido lo peor?

No diría lo peor, que es una palabra muy negativa, pero lo más difícil es conseguir la integración completa, lo que no hemos podido lograr todavía. Es complicado alcanzar una integración completa, de la información, porque el comportamiento del personal sanitario es muy diferente al del personal no sanitario, los objetivos clínicos son muy diferentes a los no clínicos y cuando intentamos unificarlos hay muchas discrepancias; ahí es donde está la gran dificultad. Si hablamos de información clínica y no clínica hay una fragmentación en cuanto a la información, Nuestro trabajo está en conseguir integrar esto.

¿Cómo ves el futuro?

Lo que está claro es que actualmente hay una preponderancia de los objetivos económicos por la escasez de recursos en el sector público y eso va a marcar la tendencia en los próximos años. El recorte presupuestario que estamos viviendo no creo que pare en el futuro, es algo que está marcando la historia; en este sentido. Nosotros tenemos que orientarnos hacia la eficiencia y nuestro hospital va en esa línea. Esto es difícil para todos, porque supone una situación nueva y una transformación de la estructura existente. Nuestro hospital tiene las herramientas para afrontar esta transformación, pero también depende del entorno en el que nos encontramos, de la administración de la que dependemos, etc.

Habéis participado en las undécimas jornadas de la Fundación. ¿Cómo las han visto y las han vivido? Cuando presentásteis vuestra comunicación, ¿cuál era vuestro objetivo y qué ha supuesto presentar esta comunicación en las jornadas?

 

En primer lugar, agradezco ala Fundación Signo aceptar y apoyar nuestra comunicación. El tema, por su alcance,  era importante, y que fuera valorado ha supuesto para nosotros una gran satisfacción. Este proyecto de integración no es de dos días, sino que llevamos cuatro o cinco años trabajando con ello y ha habido muchas dificultades. Por eso, cuando preparas una comunicación de este tipo y tiene esta acogida es muy satisfactorio desde el punto de vista del esfuerzo que nos cuesta poner en marcha un proyecto de estas características. Poder presentar este trabajo en una mesa de ponencias es una manera de que se nos reconozca el esfuerzo. Internamente ha tenido una repercusión positiva, porque todos nos hemos dado cuenta de que es un trabajo bien hecho.

 

 

"Es muy difícil la integración completa, porque el comportamiento del personal sanitario es muy diferente al del personal no sanitario, los objetivos clínicos son muy diferentes a los no clínicos y cuando intentamos unificarlos hay muchas discrepancias; ahí es donde está la gran dificultad".

 “El recorte presupuestario que estamos viviendo no creo que pare en el futuro, es algo que está marcando la historia; en este sentido, nosotros tenemos que orientarnos hacia la eficiencia y nuestro hospital va en esa línea”.