Valor en salud
Valor en salud
Valor en salud
Síguenos en...

Actualidad - Entrevistas

26-01-2016

Entrevista a JESÚS RODRÍGUEZ FERNÁNDEZ

Patrono de la Fundación

Director Gerente del Complejo Asistencial Benito Menni de Hermanas Hospitalarias


 

¿Cuál es su experiencia profesional y cuánto tiempo lleva en la actividad actual?

Veintiséis años, en lo que se refiere a la gestión sanitaria, y, previamente, había ejercido como médico asistencial, en medicina clínica, mi profesión de origen, durante diez años, hasta 1990. En gestión sanitaria, una parte de los veintiséis años han sido trabajando en el ámbito de la Dirección Médica y, desde hace veinte años, en el de la Gerencia.

¿Qué destacaría como lo mejor de su carrera profesional?

 

Aquí destacaría dos aspectos: Primero, que he tenido la suerte de llevar una carrera profesional muy progresiva. Empecé como subdirector médico, y luego pasé a la Dirección Médica. Y, ya en Gerencia, haber pasado por diferentes tipos de Hospital, desde un hospital de apoyo a un hospital de área de mediana complejidad, o un hospital de referencia nacional de alta complejidad y, por último, un complejo asistencial sanitario y sociosanitario. Por tanto, creo que es un privilegio haber tenido la oportunidad de una carrera progresiva

Segundo, haber podido llevar a cabo el proyecto del nuevo Hospital Puerta de Hierro Majadahonda, desde su planificación funcional hasta su traslado y apertura.

¿Y lo peor?

Lo peor se olvida rápido (ríe), al menos en mi caso, probablemente está ensombrecido por los grandes momentos. Es verdad que, si antes he dicho lo mejor, los momentos más difíciles también han estado ligados al proyecto del nuevo Hospital Puerta de Hierro, aunque he tenido la oportunidad de llevar a cabo un proyecto único. Entonces, sin duda, ha sido el mejor momento de mi vida, pero también el más difícil, no sólo por la complejidad inherente a un proyecto de estas características, que suponía un cambio de ubicación, de modelo, etc., sino también porque nos pilló, en la última fase del proyecto, la etapa inicial de la crisis, en donde todos los problemas se hicieron más evidentes, si cabe, que en otras ocasiones en que se ha dado un proceso de este tipo. Pero, al mismo tiempo, también fue un privilegio y, probablemente, la mejor etapa, fuera de la progresión de mi vida profesional.

¿Cómo ve el futuro?

Soy optimista, por naturaleza, y creo que el futuro va a ir a mejor, si bien es verdad que llevamos reformando el Sistema toda la vida, y seguiremos reformándolo. Pese a las dificultades, por las que estamos atravesando en nuestro entorno más inmediato, y a nivel europeo, veo el futuro con optimismo por entender que, en nuestro ámbito, no es asumible socialmente la pérdida de uno de los pilares del Estado de Bienestar, como es el Servicio Nacional de Salud.

Creo que, en el futuro, tendrá tanta o más importancia, que la subsidiaridad actual de la política sanitaria a la económica, el desarrollo de otros modelos para buscar la eficiencia, como el traslado de los autocuidados al tercer sector, a los pacientes, o los sistemas sanitarios integrados (gestión de cuidados, gestión de enfermedades). Y espero que, por encima de las crisis, y estoy convencido de ello, habrá, en nuestro ámbito, en Europa, una sanidad universal, con unos costes sostenibles, aunque no estará exento ese camino de dificultades.

Creo, además, que se está produciendo cierta convergencia entre el modelo sanitario liberal, que tiende a buscar una mayor cobertura y financiación pública, y el modelo del Servicio Nacional de Salud, que busca un mayor grado de eficiencia. Y, probablemente, de este cambio, se pueden sacar conclusiones positivas para el futuro.


 

Siendo nuevo patrono, ¿cómo ve el futuro de la Fundación?

 

La Fundación lleva trabajando más de 20 años, que son su mejor garantía de futuro, ha sabido ocupar un lugar que, unido a su independencia, hace que cuente con el reconocimiento tanto de los gestores sanitarios como de los políticos sanitarios y clínicos.

Como es lógico, a lo largo de tantos años, ha habido etapas que han contado con un mayor grado de iniciativas, que se han consolidado, y otras en las que se ha pasado por dificultades, pero, es normal, eso sirve para hacer reflexión y emprender o impulsar el camino. La Fundación, fundamentalmente, no sólo por su capacidad o por su impulso para  hacer cosas, sino por su independencia, en los momentos en los que la independencia vale su peso en oro, tiene un valor añadido que la hace muy positiva.

El nuevo Patronato, y todos los que formamos parte de él, tenemos el reto de aprender y consolidar las cosas positivas de los tiempos pretéritos e introducir nuevas iniciativas, en consonancia con un entorno tan cambiante como el que se ha producido en estos veinte años de historia.

"He tenido la suerte de llevar una carrera profesional muy progresiva y poder acometer el proyecto del nuevo Hospital Puerta de Hierro Majadahonda, desde su planificación funcional hasta su traslado y apertura"


  

"Pese a las dificultades, por las que estamos atravesando en nuestro entorno más inmediato, y a nivel europeo, veo el futuro con optimismo por entender que, en nuestro ámbito, no es asumible socialmente la pérdida de uno de los pilares del Estado de Bienestar, como es el Servicio Nacional de Salud"

 

"La Fundación, fundamentalmente, no sólo por su capacidad o por su impulso para  hacer cosas, sino por su independencia, en los momentos en los que la independencia vale su peso en oro, tiene un valor añadido que la hace muy positiva"