Valor en salud
Valor en salud
Valor en salud
Síguenos en...

Actualidad - Entrevistas

09-05-2016

Entrevista a JOSÉ LUIS ZAMBRANA GARCÍA

DLPGA Procesos Médicos. Coordinador de Procesos Asistenciales de la Agencia Sanitaria Alto Guadalquivir. Hospital de Montilla. Montilla (Córdoba)

Participante 14 Edición de los Premios Profesor Barea


 

¿Cuál es su experiencia profesional?

Soy internista, hice la residencia en el Hospital Reina Sofía de Córdoba. Cuando terminé estuve trabajando cuatro años en el Hospital de Poniente, en Almería, y, desde el año 2000, trabajo en la Agencia Pública Alto Guadalquivir. Primero estuve cuatro años en el Hospital de Andújar, como director de la línea de Procesos Generales del Adulto, una especie de subdirección que gestionaba la parte médica y quirúrgica. Y, en 2004, me trasladé al Hospital de Montilla, primero como director asistencial del Hospital, y, actualmente, soy Coordinador Asistencial y jefe de Servicio de Medicina Interna.

 

 

¿Qué destacaría como lo mejor de su carrera profesional?

 

En estos 15 años he tenido el privilegio de trabajar en una organización que apostó, desde el principio, por la innovación y la gestión. Realmente ha sido una ventaja trabajar en el Alto Guadalquivir porque, desde la Consejería de Salud, se nos propuso pilotar elementos innovadores de atención sanitaria que, con el tiempo, han sido trasladados al resto del Sistema Sanitario Público de Andalucía. Conceptos como consultas en acto único, gestión por procesos, gestión clínica, dirección por objetivos, mapa de competencias, evaluación del desempeño... son términos, que hoy son bastante cotidianos, a la hora de hablar de gestión, pero que en nuestra organización son conceptos y actuaciones ya habituales y muy arraigadas, pues hemos crecido prácticamente con ellos.   

 

¿Y lo peor?

 

Lo peor ha sido, fundamentalmente, en estos últimos años, el tema de la crisis en la que hemos estado inmersos en el país. Creo que, de alguna manera, eso ha hecho frenar proyectos, ralentizarlos, y a lo que, como es bien conocido, se sumó que a los empleados públicos se les pidió un esfuerzo, en el sentido de ganar menos salario y aumentar la jornada laboral. Todo eso empeoró, en mi opinión, el clima laboral. Sí que es verdad que, mirando para atrás y una vez que han pasado los años, eso ha sido también una oportunidad para la mejora, para ser más eficientes y para que, manteniendo unos niveles de calidad elevados, hayamos sido capaces de mantener la ilusión por hacer las cosas bien. Hemos seguido progresando, había que buscar soluciones eficientes y creo que, sin duda alguna, sí que las hemos ido encontrando.

 

 

¿Cómo ve el futuro?

 

Soy optimista, entiendo que hay que serlo. En gestión, se pueden aún hacer muchas cosas, hemos dado pasos de gigante en estos años, pero quedan cosas por hacer. Hace 30-40 años el conocimiento del gasto, que generaba un hospital, era muy limitado y la implicación de los profesionales asistenciales, en ese sentido, escasa. El desarrollo de las tecnologías, de la medicina, de los tratamientos, de las pruebas diagnósticas, ha sido espectacular y ello se ha ido acompañando de la gestión, con conceptos como eficiencia, efectividad, medicina basada en la evidencia, calidad asistencial, seguridad del paciente...    

 

 

¿En qué consiste y qué ha significado el trabajo presentado a la 14 Edición de los Premios Barea?

 

En primer lugar, para nosotros suponía un reto porque, realmente, es una convocatoria de premios a nivel nacional, que tiene su andadura y su prestigio. Basta con visitar la página web de la Fundación Signo y analizar los trabajos que han sido galardonados en los años previos para percibir la calidad excelente de éstos. Por ello, llevábamos años pensando en presentarnos al Premio, pero entendíamos que teníamos que buscar algo innovador, poco estudiado y muy actual para, por lo menos, enviar algo digno. Y agradecemos al Jurado el reconocimiento de quedar finalistas con nuestro trabajo sobre el "Impacto, en términos económicos, de 12 recomendaciones de “no hacer” en un área hospitalaria".

El proyecto está muy en relación con la seguridad de los pacientes y con el evitar actuaciones diagnósticas o de tratamiento de dudosa utilidad, por innecesarias u obsoletas. En abril de 2013, el Ministerio de Sanidad presentó la iniciativa denominada “Compromiso por la calidad de las Sociedades Científicas en España”, con el objetivo principal de disminuir la utilización de este tipo de actuaciones. En nuestro caso, aceptamos el reto de poner en marcha, en nuestro ámbito, esas recomendaciones, difundiéndolas en el área hospitalaria, e incidiendo en la reducción de una serie de pruebas de laboratorio innecesarias. Creo que ahí está el valor de nuestro proyecto, el cual muestra que este tipo de actuaciones son factibles y viables, con unos resultados económicos tangibles y con el desafío de incorporar en el futuro más y nuevas recomendaciones.

En estos 15 años he tenido

el privilegio de trabajar en una

organización que apostó, desde

el principio, por la innovación y

la gestión. Realmente ha sido

una ventaja trabajar en el

Alto Guadalquivir porque, d

esde la Consejería de Salud,

se nos propuso pilotar elementos

innovadores de atención sanitaria

que, con el tiempo, han sido trasladados

al resto del Sistema Sanitario

Público de Andalucía



"Lo peor ha sido, fundamentalmente,

en estos últimos años, el tema de

la crisis en la que hemos estado

inmersos en el país. Creo que, de

alguna manera, eso ha hecho frenar

proyectos, ralentizarlos, y a lo que,

como es bien conocido, se sumó que

a los empleados públicos se les pidió

un esfuerzo, en el sentido de ganar

menos salario y aumentar la jornada

laboral. Todo eso empeoró, en mi

opinión, el clima laboral. Sí que es

verdad que, mirando para atrás y

una vez que han pasado los años,

eso ha sido también una oportunidad

para la mejora, para ser más

eficientes y para que, manteniendo

unos niveles de calidad elevados,

hayamos sido capaces de mantener

la ilusión por hacer las cosas bien"




"En abril de 2013, el Ministerio

de Sanidad presentó la iniciativa

denominada “Compromiso por la

calidad de las Sociedades Científicas

en España”, con el objetivo principal

de disminuir la utilización de este

tipo de actuaciones. En nuestro

caso, aceptamos el reto de poner

en marcha, en nuestro ámbito, 

esas recomendaciones,

difundiéndolas en el área

hospitalaria, e incidiendo

en la reducción de una serie

de pruebas de laboratorio innecesarias.

Creo que ahí está el valor de nuestro

proyecto, el cual muestra que este tipo de actuaciones son factibles y viables, con unos resultados económicos tangibles y con el desafío de incorporar en el futuro más y nuevas recomendaciones"